0
0
0
s2sdefault

Escuchamos a menudo que el Coaching es una moda, y hay quienes hasta presumen “tener su coach”, una especie de cachorrito, o amuleto de la suerte (aunque hay quienes lo hacen con cariño y respeto, incluso hemos sido presentados a otras personas como “su coach” y se los agradecemos, claro).