Hoy viernes 28 de octubre, la Artista plástica expone su trabajo en las renovadas instalaciones de UTN FRVT y UCES con el apoyo del Centro Comercial y la Cámara de Jóvenes. La inauguración será a las 19.

 

Marta Inés Etcheverry, miembro de la Asociación Artistas Venadenses, expone en nuestra  ciudad su trabajo titulado ‘Color y Ritmo’ sobre el cual, el reconocido pintor español José Manuel Ábalos dedicó estos párrafos: 

“ La pintura danza entre formas y colores imaginados por alguien que baila entre ellos y que está presente en esta pintura y en este cuadro. Sin quererlo, o queriéndolo, ese alguien está inventando la suma entre la pintura y la música. Ha inventado la danza que pinta o, mejor aún, la pintura que baila. Y ahora, que ya estamos imbuidos por el espíritu de esta danza misteriosa pero real, miramos a nuestro alrededor y vemos que formamos parte de una coreografía en la que todos los cuadros de la muestra danzan al compás que marca esta nueva forma de entender la pintura.

Esta descripción sobre las sensaciones que va a producir en el aficionado al Arte la contemplación de la muestra de Marta, responde a la realidad de lo que yo he sentido frente a sus cuadros. Tal vez me quede corto por mi falta de expresión literaria pero, seguro, ustedes podrán participar de estas emociones en su visita a la muestra. No se la pierdan.       

  El título de la muestra es, por sí sólo, una declaración de intenciones. El color y el ritmo suman música y suman danza. Y Marta, con su paleta viva y audaz, plena de cromatismos ensoñadores, se convierte en una ágil bailarina que revolotea sobre los lienzos como si del escenario se tratara. Es el escenario de su pintura. Ahora sí. Ahora puede dar rienda suelta a esa pasión por la música que lleva en su propia genética y que trasforma en pintura gracias a una soltura contenida y aprendida desde la experiencia y el trabajo.

 

  Hace tres años que conozco y sigo a esta artista que entonces buscaba entre el caos y el cambio, su propia evolución. Y hoy, su evolución continúa agrandándose en esta muestra en la que ya sabe que las sorpresas, que constituyen el alma de sus cuadros, son la base de su propia identidad. Sorprender es bueno pero sorprenderse a sí mismo es mejor y solo está al alcance de los auténticos buscadores”