0
0
0
s2sdefault

Tras una extensa reunión paritaria celebrada en la tarde de ayer, se llegó a un acuerdo salarial con los trabajadores municipales, que percibirán un aumento del 18 por ciento en dos etapas. Del encuentro participó el secretario de Gobierno venadense, Jorge Lagna.

 

 

El acta firmada entre los representantes de municipios y comunas y la Festram establece que el aumento se pagará en dos partes: un 10 por ciento a partir de marzo y el 8 por ciento restante en agosto, garantizando un aumento mínimo de bolsillo para los empleados (excluyendo horas extra y asignaciones familiares) de 2.800 pesos en dos tramos, 1.500 desde marzo y 1.300 en agosto.

 

Como queda expuesta, la diferencia entre esta propuesta y la que se había rechazado es mínima: un punto más para el primer tramo del incremento (antes era en dos partes iguales) y la inclusión de este mínimo asegurado de bolsillo.

 

Como ya se había planteado anteriormente, el acuerdo incluye la aplicación de la cláusula gatillo, es decir que al momento de superar el 18 por ciento de inflación la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), se reajustará la diferencia al mes siguiente. La comparación se realizará a partir de septiembre del corriente año.

 

También quedó establecido que no se efectuarán descuentos sobre las remuneraciones a los trabajadores por las medidas de fuerza llevadas a cabo.

 

Al término del encuentro, en diálogo con medios de Santa Fe y Rosario, Lagna reconoció que “fue muy trabajoso el acuerdo, se demoró mucho porque había que compatibilizar las diferentes realidades de los 400 municipios y comunas, sobre todo en los mínimos garantizados”.

 

“De las dos partes hubo responsabilidad y así se evitaron situaciones conflictivas que la gente ya venía padeciendo”, señaló.

 

Fuente: MVT