0
0
0
s2sdefault

El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, presentó hoy en conferencia de prensa el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) correspondiente al primer semestre de 2018, según el calendario publicado por el BCRA.

 

“El mensaje del mercado en las últimas semanas nos ha hecho reflexionar y cambiar algunas cosas”, señaló Sturzenegger y remarcó que “después de haber pasado el momento de turbulencia, encauzar el proceso de inflación vuelve a ser el objetivo de esta institución”.

 

“El tipo de cambio flotante es el instrumento más idóneo para enfrentar estos vaivenes sin que la actividad económica se vea afectada”, agregó.

 

También dijo que “una política monetaria restrictiva es el mecanismo que permitirá que la economía se pueda acomodar a la nueva realidad internacional sin verse afectado el proceso de desinflación”.

 

“El stock de Lebac y otros pasivos cayó un 2.5% del PIB desde febrero de este año como contrapartida de la venta de reservas”, aseguró luego, al explicar las operaciones del BCRA en los últimos meses.

 

En relación a la situación del sistema financiero argentino, Sturzenegger destacó que el sector tuvo “el mayor crecimiento de los últimos 20 años, medido por la relación crédito a PIB que alcanzó un 14.3%”. Entre los motivos que explican el aumento de la profundidad del sistema financiero –citados en la conferencia realizada ayer- se encuentra el desempeño del crédito bancario al sector privado, que tuvo un significativo crecimiento en abril del 29% real en términos interanuales.

 

Por otra parte, Sturzenegger resaltó que “los depósitos a plazo, tanto en pesos como en dólares, se mantienen estables y no mostraron impacto ante un contexto de mayor volatilidad”.

 

“El sistema financiero argentino se mantiene sólido, y los márgenes de liquidez y solvencia continúan elevados a la vez que se observan bajos niveles de morosidad”, afirmó Sturzenegger.