0
0
0
s2sdefault

  

El concejo municipal aprobó el proyecto del oficialismo municipal planteando reformas en el régimen tributario local. Las mismas tienen como objetivo simplificar la carga impositiva sobre contribuyentes cuyos ingresos anuales no superen determinados parámetros.

 

Las modernizaciones implementadas, entre otros puntos, flexibilizan las rígidas imposiciones que existían en un pago de un valor fijo, que incluye todos los adicionales que tienen que ver con el derecho de registro e inspección (DRI), exime a los pequeños y medianos contribuyentes de la obligación de presentar declaración jurada y homologa montos con la Administración Federal de Impuestos (AFIP).

 

La normativa había sido impulsada desde el ejecutivo municipal por el secretario de desarrollo económico Fabio Fernández y por el concejal justicialista Patricio Marenghini.

 

"El régimen simplificado es una gran decisión política de nuestro intendente José Luis Freyre, que beneficia directamente a pequeños y medianos comercios y empresas de la ciudad que al no tener estructura, como por ejemplo contadores que le sigan sus finanzas, resolver sus obligaciones con el estado local con un pago mensual", destacó el edil justicialista Patricio Margenghini. El joven funcionario justicialista explicó que "en un contexto económico nacional muy desfavorable para las pymes, este tipo de medidas permiten alivianar y apoyar a comercios e industrial locales. Tras los tarifasos, la devaluación y con las importaciones se ha generado un impacto negativo en la vida de las pequeñas y medianas empresas y comercios que deja víctimas día tras día. Que hoy el municipio tenga un régimen simplificado es legislar a favor de las empresas más vulnerables de la economía, que son una fuente importante de empleo en nuestra ciudad".

 

El secretario de desarrollo económico Fabio Fernández, por su parte, explicó que "el departamento ejecutivo municipal viene realizando una reformulación de su ordenanza tributaria adaptando el sistema al contexto actual, siendo la última reforma aprobada una adecuación que gira sobre tres ejes: uno de ellos apunta a la adecuación del régimen simplificado que había quedado completamente desactualizado". Detallando que "las reformas planteadas sobre este régimen tienen como objetivo simplificar la carga tributaria sobre determinados contribuyentes cuyos ingresos anuales no superen determinados parámetros, unificando en un pago con valor fijo el cumplimiento de su obligación, incluyendo en el mismo todos los adicionales que tienen que ver además con el derecho de registro e inspección". Fernández agregó que "otro de los puntos salientes de este sistema repercute en el alivio que significa para los contribuyentes el no tener que presentar declaración jurada mensuales, con lo cual no quedan expuestos a las multas que se imponen ante los incumplimientos de esta obligación formal. A su vez dicho pago incluye los costos relacionados con la habilitación comercial que debe realizarse de manera periódica".

 

"La fuerte dinámica que viene teniendo el impacto negativo de decisiones gubernamentales nacionales en la realidad económica implicará necesariamente estar atento a las novedades. Tenemos que ir planteando las reformas necesarias, que impliquen sintonizar esa realidad con el sistema tributario local; siempre en un marco de equidad y justicia", coincidieron el edil y el secretario.