0
0
0
s2sdefault

Este sábado se realizó un acto en Plaza San Martín del  Espacio Carta Abierta Venado Tuerto (ECAVT), en el cual dieron a conocer  una declaración pública bajo el título: "El tiempo apremia". El texto completo.

 

“Cuando el gobierno nacional anuncia el retorno al FMI para mendigar un préstamo stand–by, se confirma una de las más rotundas estafas electorales de la historia argentina. Esta medida, cuyas consecuencias nefastas están presentes en la memoria colectiva de todos los argentinos, disipa toda duda: la coalición gobernante PRO/RADICALISMO lleva impiadosamente al país a un escenario de consecuencias catastróficas en lo político, lo económico y lo social.

La lista de acciones impopulares desarrolladas en estos dos años y medio de gestión por el gobierno de la ALIANZA CAMBIEMOS, parece no agotarse. Pero todas, de modo invariable, han beneficiado impúdicamente a los sectores de mayor poder adquisitivo en detrimento de los sectores medios y de los más vulnerables, en un proceso sistemático y deliberado de retroceso en derechos que han sido conquistados por generaciones de argentinos y que hoy, millones de compatriotas los ven desaparecer vertiginosamente de su horizonte.

Estamos sufriendo el progresivo reemplazo de procesos productivos esenciales para el desarrollo nacional, por un descarado mecanismo de especulación financiera que no tiene comparación en el mundo por su magnitud; un endeudamiento externo que condiciona dramáticamente el presente y el fututo de nuestra Patria, con el agregado, ahora, de la siniestra rúbrica del acuerdo con el FMI, cuyas consecuencias ya estamos padeciendo con un grave deterioro en la calidad de vida de la sociedad argentina en todos sus niveles, ya inocultable a pesar de los hipócritas mensajes de "tiempos mejores por venir", o “lo peor ya pasó”; con discursos de insoportable vacuidad, insultantes para la inteligencia ciudadana.

 Por todo esto, desde CARTA ABIERTA VENADO TUERTO, un espacio de debate político que lleva diez años de existencia ininterrumpida, integrado por individualidades de diverso origen político-partidario y sin objetivos electorales, nos manifestamos ante la grave emergencia que enfrenta la República Argentina, y decimos que:

 

 • Consideramos imprescindible que todos los sectores ideológicamente opuestos al rumbo trazado por la coalición PRO/RADICALISMO en el nivel nacional, provincial y local, unan esfuerzos y estrategias para disuadir democráticamente, su avance y eventual consolidación.

 • Que los representantes políticos, articulando ideas y fuerzas, demuestren estar a la altura de las circunstancias, y sin perder su identidad partidaria, depongan egoísmos y apetencias personales en pos de un objetivo justo y superador: frenar el daño que producen las medidas adoptadas por Cambiemos, esta nueva Alianza, blindada mediáticamente por los medios de comunicación hegemónicos.

 • Que pongan en marcha modalidades de consolidación de una estructura política y social que sea capaz de corporizar el deseo de miles de conciudadanos: la formación de un FRENTE ELECTORAL Y PROGRAMÁTICO, que  tal como empieza a suceder en las calles de nuestro país, con tan enormes manifestaciones de diferentes sectores sindicales, políticos y sociales que expresando el rechazo popular a los resultados nefastos de estos dos años y medio de gobierno, van  configurando la UNIDAD POSIBLE, recogiendo  las mejores tradiciones - lejanas e insistentes-, que nos siguen identificando: nacionales, populares, democráticas, emancipatorias, igualitarias y latinoamericanas

• Que este gesto frentista y patriótico, sea arbitrado por aquellos espacios políticos de ideales decididamente opuestos a la coalición gobernante nacional, y a los de sus representantes locales.

 • Que este FRENTE tiene que ser la herramienta necesaria para que  nuestra ciudad, sometida a diario a cantos de sirena electorales que auguran perspectivas maravillosas para los venadenses, con idénticos discursos embusteros y vacíos, deje de padecer socialmente las consecuencias de las políticas implementadas por aquellos a quienes defienden y representan sus políticos locales, macristas y radicales, que deberían tener la humildad de asumir los desatinos del gobierno de Cambiemos, dejando de burlarse de nuestros vecinos que sufren. 

Hay un escenario común que los venadenses, sólo nosotros, debemos salvaguardar en la medida de nuestras posibilidades, así como lo deberán hacer todos los pueblos y ciudades argentinas que decidan resistirse a esta política de entrega y exclusión, sólo beneficiosa para los poderosos de siempre. Recuperar lo mucho destruido demandará muchísimo tiempo y esfuerzo.

Debemos comenzar ya.

El tiempo apremia.