0
0
0
s2sdefault

Dos días después de la visita de Macri a la fábrica, Renault suspende a 1.800 empleados.

Dos días después de que el presidente Mauricio Macri visitara la fábrica de Renault en la ciudad cordobesa de Santa Isabel, la automotriz anunció que implementará un régimen de suspensiones en agosto para todos sus trabajadores.

El lunes, el mandatario estuvo junto al gobernador Juan Schiaretti en el acto por el que se daba el inicio de producción nacional de la pick-up Nissan Frontier y el jueves, la empresa le avisaba a sus operarios que paralizarán 8 días del mes (en prinicipio serán los lunes y viernes de cada semana) por la caída de ventas.

El festejo de la nueva línea de producción, le duró poco a los 1.800 operarios que cobrarán solamente 75% del salario de agosto.

A un ritmo de 345 vehículos diarios, Renault fabrica allí los modelos Sandero, Sandero Stepway, Logan, Fluence y Kangoo. Y a partir de este mes, las camionetas Nissan Frontier.

La producción automotriz total registró en junio una caída del 13,4% contra igual período de 2017 y las ventas al mercado interno registraron una baja del 31% en la misma comparación, según la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).

En los últimos meses, la tendencia del mercado interno se deterioró. Enero había arrancado con una suba que superó el 26% interanual y siguió con números positivos hasta mayo, con una mejora de 7,1 por ciento. Sin embargo, junio ya había entrado en terreno negativo, con una baja de 17,5% interanual.

Fuentes de la automotriz francesa aseguraron que se decidió frenar la producción para evitar que se acumule stock de vehículos por la fuerte caída en el nivel de los patentamientos.

"Por ahora" -aclaran- las suspensiones se extenderán sólo a agosto, y "día a día" se irá analizando la evolución del mercado interno; ya que no está claro si tendrán que aplicar más suspensiones en los meses siguientes, informó el diario La Voz.