0
0
0
s2sdefault

El jefe de Estado se refirió a la crisis cambiaria que afecta a la Argentina y adelantó los lineamientos para enderezar el rumbo de la economía

 

Inicialmente, había trascendido que el mensaje se daría a conocer a las 8:30 pero la comunicación fue postergada.El discurso presidencial se difundió luego de un fin de semana intenso, cargado de reuniones con funcionarios y dirigentes de Cambiemos en la Quinta de Olivos.

 

Durante su discurso, el Presidente explicó el nuevo organigrama gubernamental, con la eliminación de hasta trece carteras, que pasarían a tener rango de secretarías; también habló sobre el dólar, el déficit fiscal y la necesidad de que el sector exportador haga su aporte en este momento de crisis. "Fueron los peores 5 meses de mi vida, después de mi secuestro", aseguró compungido.

 

A continuación, las 15 frases que dejó Macri:

Más retenciones

"Para cubrir lo que falta en esta transición, que se ha transformado en emergencia, vamos a pedirles a quienes tienen más posibilidad de contribuir. Me refiero a quienes exportan en la Argentina. Vamos a pedirle un esfuerzo a los exportadores, que su aporte sea mayor. Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte".

 

Decisiones antipáticas

"En estos meses se desataron todas las tormentas juntas, pero no por eso vamos a perder las esperanzas. Debemos madurar como sociedad, ni vivir más por encima de nuestras posibilidades. El camino a recorrer siempre fue difícil. Los argentinos llevamos décadas de crisis permanentes y terminar con esto iba a llevar tiempo. Esto no se podía hacer de un momento a otro. Sabíamos que había que tomar decisiones que eran antipáticas".

 

Achicamiento del Estado

"Tomé la decisión de reducir la cantidad de ministerios en menos de la mitad. Los gobiernos tienen distintos momentos y en cada momento se necesitan equipos diferentes. Vamos a dar una respuesta más focalizada en el momento que se vive".

 

Escasez de dólares

"Es muy positivo que el mundo nos apoye y durante dos años el mercado también lo hizo. Esto que nos está pasando pudo haber pasado en enero de 2016 porque recibimos un Estado que gastaba mucho más que lo que recaudaba, había un montón de cepos y distorsiones en la economía. Ya en ese momento no había los dólares para sostener la economía argentina".

 

Más pobreza

"Con esta devaluación la pobreza va a aumentar. Vamos a estar ahí para quienes estén más expuestos. El golpe que recibimos en estos cinco meses es duro. El mundo nos dijo que vivimos arriba de nuestras posibilidades. Creímos con excesivo optimismo que podíamos ir despacio pero tenemos que ir más rápido".

 

El riesgo de ser Venezuela

"La euforia que generamos con el cambio y haber frenado el camino que nos llevaba a ser Venezuela, nos llevó a convencer a los que nos prestaban la plata a que nos dieran tiempo para arreglar los problemas estructurales. Y durante mucho tiempo nos fue bien, bajamos la pobreza y creamos cientos de miles de puestos de trabajo".

LLamado a la dirigencia

"Sé las cosas que están sintiendo. ¿Por qué cuando parecía que veníamos bien, sentimos que volvemos para atrás? Les voy a hablar con el corazón, con la verdad, y también con la convicción de que si seguimos adelante, vamos a soñar con esa Argentina que soñamos hace mucho, mucho tiempo. Los consensos son más urgentes que nunca. Invito una vez más a toda la dirigencia argentina a comprometerse".

 

Un futuro con "energía abundante"

"Dimos vuelta la situación de la energía con mucho sacrificio y hoy gracias a Vaca Muerta pronto vamos a tener energía abundante, que va a generar mucho trabajo y dólares para el país. Tenemos un enorme futuro. El transporte para los argentinos se hizo más accesible. Hicimos y seguimos haciendo muchas obras de infraestructura que nos permite conectar este país grande y maravilloso".

 

El impacto internacional

Después de dos años y unos meses la situación cambió y en buena parte por cuestiones que están fuera de nuestro control. Primero sufrimos la peor sequía en más de medio siglo. Y también por una mala política del gobierno anterior, por la cual hoy importamos petróleo y desgracidamente el precio del petróleo en el mundo aumentó. Subieron las tasas de interés en EE.UU. al ritmo más rápido de los útlimos años y la batalla comercial entre China y EE.UU. afectó a la Argentina. Todos estos cambios no los podíamos prever".

 

Dudas de los mercados

"Quienes nos prestaban plata para llegar al otro lado del río empezaron a dudar de nuestra capacidad. Y al tomar decisiones para enfrentar este nuevo escenario, tomamos medidas que generaron ciertas dudas. También, otras dudas las generamos como argentinos, porque no fuimos capaces de mostrar unidad en nuestro compromiso de avanzar con medidas estructurales".

 

El apoyo del FMI

"El dólar empezó a subir. Ante esta situación reaccionamos rápido. Le pedimos ayuda al FMI y logramos un apoyo inédito para ningún país en la historia del Fondo, por el monto, la rapidez y por las condiciones que conseguimos. Y cuando pensamos que se habían despejado las dudas, pasaron cosas que volvieron a sembrar dudas, como lo que sucedió en Turquía, pero sobre todo el escándalo de los cuadernos".

 

El escándalo de corrupción

"Queremos que nuestro país sea mucho más que una colección de cuadernos escandalosos. Quizás esta es la última oportunidad que tenemos de que la verdad salga a la luz. Estamos en un siglo lleno de conflictos, pero existe una gran oportunidad para los argentinos".

 

Baja del déficit

"No podemos gastar más que lo que tenemos. Hacerlo nos lleva a tener más inflación y pedir más plata prestada. Creo que en todos nosotros ha crecido la conciencia de que no podemos gastar más de lo que tenemos y mucho menos, convivir con la corrupción. Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado y todavía faltan muchas decisiones para llegar a ese equilibrio.

 

Sobre la reelección

"No me van a encontrar del lado de los que por poder o por dinero hipotecan el futuro del país. No me van a encontrar del lado de los que especulan pensando en la próxima elección. Me van a encontrar del lado de los que dejan la vida por ustedes".

 

Evitar el caos

"Los que se oponen al cambio pronostican el caos para generar miedo. Más que nunca tenemos que seguir juntos hacia adelante con la determinación de que "sí se puede". Tengo la fortaleza necesaria y estoy acá por ustedes, pero los necesito más convencidos que nunca frente a los predicadores del miedo".