0
0
0
s2sdefault

La medida fue tomada a mediados de noviembre y peligran varios puestos de trabajo

La crisis económica que atraviesa el país y la región tiene múltiples manifestaciones, una de las más evidentes fue la caída general del consumo, lo cual golpeó de lleno a uno de los comercios más emblemáticos de la ciudad.

Hace ya tiempo venimos observando como algunas sucursales de la cadena venadense se han estado vendiendo y pasando a manos de comerciantes chinos, sin embargo la situación terminó de encender las alarmas cuando, a fines de la semana pasada, se confirmaba en los medios locales y provinciales la entrada en convocatoria preventiva de acreedores de esta firma.

El traslado de primeras marcas a segundas o terceras fue uno de los primeros pasos dados por los consumidores, lo cual redujo los márgenes de rentabilidad, luego se desplomó el consumo, lo cual, sumado al aumento del resto de los costos (servicios, costos laborales y presión impositiva) ha llevado a la caída de varias empresas de distintos rubros.

Según el titular de la empresa se están haciendo los mayores esfuerzos para evitar despidos, ya que son 130 familias las que dependen de la mencionada empresa.