0
0
0
s2sdefault

El valor se incrementó a la par de la inflación y dejó atrás a los salarios. Los tomadores de crédito sufren la aceleración de los precios.

Los deudores de los créditos hipotecarios UVA están desesperados ante un fuerte incremento del 50% en las cuotas, es que los créditos caminaron a la par de la presión inflacionaria y crecieron 46,9% en el 2018. Es decir que quienes hayan accedido al crédito por un millón de pesos en enero de 2018, ahora debe casi 1,5 millón de pesos.

La Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), con la que ajustan los créditos indexados, valía el 31 de diciembre último 31,06 pesos. A comienzos de 2018, el valor era de 21,15 pesos.

Mientras la UVA se encareció 46,9 por ciento, el índice salarial del INDEC aumentó hasta octubre 26,2 por ciento anual.

La cuestión pasó a ser más grave para quienes se endeudaron antes de que la última devaluación de agosto. Estos deudores sufrieron la aceleración inflacionaria de los últimos meses. En el último trimestre, la cuota de los créditos indexados escaló 16,29 por ciento. En seis meses, la suba fue del 27,8 por ciento.

 

El oficialismo estaría viendo la posibilidad de apoyar, por lo menos en la provincia de Buenos Aires a los deudores UVA perjudicados por esta asimetría, aunque desde la oposición afirman que "el oficialismo pospuso el debate a último momento y proponen trabajar una propuesta nueva, porque, de aprobarse el proyecto tal como está, estaría reconociendo que el sistema de créditos fracasó".

 

La cantidad de escrituras de compraventa de inmuebles porteños se derrumbó 45,8% interanual en noviembre último (el dato más reciente disponible), con una caída de casi 88% en el caso de las operaciones con créditos hipotecarios.

Según un informe mensual del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, durante noviembre se firmaron 3.689 escrituras, con un monto involucrado de 16.940 millones de pesos (2,7% más en la comparación interanual).

En comparación con octubre de 2018, los actos subieron apenas 0,5% en cantidad, pero bajaron 4,5% en pesos: los dos últimos meses del año son por característica los de mayor actividad.

En noviembre, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 273 casos, 87,4% menos que las registradas un año antes; sólo representaron el 7,4% del total, frente a 32% de noviembre de 2017.

En apenas siete meses, se registró una caída de casi el 88% de las escrituras con crédito, alertó el Colegio de Escribanos.

El acumulado de los once meses ya transcurridos del año, con hipotecas, arrojó un resultado de 12.718 escrituras: la baja es de un 10% interanual.

La entidad detalló además que entre enero y noviembre de este año, la cantidad de escrituras trepó a 50.946, un 8,4% menos que en igual período de 2017, cuando se habían firmado 55.614.

El primer cuatrimestre de este año había arrancado con una suba de 37% respecto al mismo período de 2017, pero a partir de octubre, el consolidado comenzó a dar negativo.