0
0
0
s2sdefault

La multinacional dice estar en crisis. Los trabajadores aseguran que obtiene extraordinarias ganancias y disputa el liderazgo del mercado con Cargill.

El viernes los trabajadores que prestaban funciones en la planta aceitera de la multinacional COFCO, ex Nidera, en Valentín Alsina no pudieron ingresar a las instalaciones, ya que la gerencia les informó de forma verbal que la corporación decidió el cierre de la planta y que comenzarán a llegar las notificaciones de cesantías.

 

China National Cereals, Oils and Foodstuffs Corporation, es el mayor procesador y comercializador de alimentos del país asiático, y había adquirido Nidera en marzo de 2017. A menos de dos años de la millonaria operación, la planta de Valentín Alsina, parte del partido bonaerense de Lanús, llegó a tener entre el 40% el 50% de su capacidad ociosa.

La multinacional publicó un comunicado en el que habla de crisis en el sector.

"La industria de la de refinación de aceites se ha visto afectada por una importante baja en la demanda a nivel local, condiciones desfavorables del mercado y una creciente capacidad ociosa de la industria", explicó.

"Aún cuando desde la compañía se han implementado en los últimos años una serie de acciones tendientes a revertir este escenario complejo, y se han explorado todas las alternativas posibles, inclusive la de la venta de los activos a otra organización, o la de la optimización del número de empleados a través de retiros voluntarios para otorgar mayor competitividad, no ha sido posible confinar esta crisis y, en consecuencia, se ha concluido que la continuidad de la actividad no es posible en este contexto", señaló.

 

“Ninguna crisis padece COFCO, una de las multinacionales alimentarias más grandes del mundo, que disputa en nuestro país con Cargill el primer puesto en exportaciones agrícolas. Y también, en las extraordinarias ganancias que obtiene”, reclamaron desde el gremio de Aceiteros.

De Valentín Alsina  salía el aceite de consumo para el mercado interno marca Legítimo, pero además algunos de los que comercializan las cadenas Coto y Carrefour con su marca propia, e incluso los que están en góndola con la marca Marolio, entre otros destinos de la producción de refinado de girasol y soja, parte de la cual se exportaba.

“COFCO no muestra ningún balance que exprese la supuesta 'crisis'. Por el contrario, lo único que demuestra cerrando su única planta de envasado y refinamiento para el consumo doméstico en el país, es que su único interés es comprar el cereal sin industrializar para procesarlo en el exterior”, especificaron los aceiteros que hoy van a comparecer en una audiencia en el Ministerio de Trabajo bonaerense para tratar de encontrar una solución al conflicto.

COFCO International Argentina dejará entonces de participar en el negocio de aceites refinados (actividad que se desarrolla hasta hoy en su planta de refinación, fraccionamiento y distribución en la localidad de Valentín Alsina) y focalizará las inversiones en garantizar la continuidad y expansión de la principal actividad: la originación, el procesamiento de semillas oleaginosas, y la comercialización de cereales y productos derivados de la molienda de soja y girasol, cuyo principal destino es la exportación.