0
0
0
s2sdefault

El empleo registrado cayó 1,5% interanual en diciembre. Los más afectados fueron los asalariados privados de la industria, comercio y construcción

Los datos oficiales volvieron a mostrar un recrudecimiento de la pérdida de empleos. En diciembre, hubo una caída de 7.200 puestos registrados y en los últimos 12 meses la baja fue de 191.300, según informó este miércoles el Ministerio de Producción y Trabajo.

Por otra parte, los salarios de los trabajadores privados registraron en diciembre una variación anual promedio del 34%, por debajo de la inflación de ese mes que fue del 47,6% interanual, lo que representa una caída de más de 13 puntos del poder adquisitivo.

El retroceso en el empleo formal es superior al de las recesiones de 2016, 2014 y 2012, y enciende un nuevo alerta sobre el deterioro del mercado laboral, afectado por el cierre de empresas y los pedidos de procedimientos preventivos de crisis por grandes firmas, de la talla de Coca Cola, Fate y Avianca.

La mayor caída ocurrió en los asalariados del sector privado, en donde se perdieron 130.800 empleos en relación a diciembre del 2017. Los sectores más golpeados fueron la industria (-61.000), comercio (-36.000) y la construcción (-13.600), mientras que mostraron aumentos minas y canteras (4.400), enseñanza (4.400) y agricultura (2.100).

En cuanto a las provincias, solo Jujuy y Neuquén aumentaron la cantidad de asalariados privados de un total de 24 jurisdicciones respectivamente, al registrar 7.000 y 1.600 trabajadores, respectivamente. En cambio, las mayores caídas en términos absolutos se dieron en Buenos Aires (-51.700), Capital Federal (-29.100) y Córdoba (-13.100).

"Los números muestran el cierre de un 2018 complejo", reconoció la secretaria de Transformación Productiva, Paula Szenksman, al presentar los datos este miércoles en la sede de la secretaría de Trabajo aunque minimizó su impacto: "No estamos viendo situaciones de desvinculaciones masivas". 

La expectativa ahora de las autoridades es el inicio de la recuperación del empleo de la mano del campo, una de las pocas actividades que empezó a crecer en agosto después de la fuerte devaluación pero que solo incide en forma directa en el 2,6% del trabajo registrado.

El agravamiento de la situación laboral que se conoció este miércoles coincidió con el nivel de actividad de diciembre difundido por el INDEC, que mostró un desplome del 7%, el más pronunciado desde 2009.

El revelamiento realizado en 3.354 empresas reveló que el trabajo registrado retrocedió en enero en todos los tipos de establecimiento por tamaño, siendo las más afectadas las pequeñas de 10 a 49 empleados (-2,8%), seguidas por las grandes (-2,2%) y las medianas (-1,9%). Recordemos que está vigente el decreto que estipula un proceso conjunto para los despidos, en donde empresas, sindicatos y secretaría de trabajo deben sentarse en la misma mesa antes de poder desvincular a un empleado.