0
0
0
s2sdefault

 

Días atrás la Defensoría del Pueblo de Santa Fe envió una serie de propuestas, a tres asociaciones que aglutinan entidades bancarias, con el objetivo de mitigar las dificultades de los tomadores de créditos UVA que no pueden hacer frente a la cuota. Desde la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) señalaron que la propuesta fue remitida a todas sus entidades integrantes, en particular la banca privada a las que representa ABA.

 

 

El defensor del Pueblo de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, envió semanas atrás una serie de propuestas para mitigar la situación de quienes tomaron créditos UVA y hoy no pueden hacer frente a los aumentos de las cuotas. En la oportunidad desde la Defensoría se envió la misma misiva con las propuestas a la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra) y a la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA).

 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario, respondió la misiva indicando que las propuestas enviadas por la institución santafesina fue remitida a todas las entidades que aglutina dicha institución.

 

En consonancia, y con el objetivo de avanzar sobre el análisis de las propuestas enviadas la Defensoría volvió a enviar en el día de hoy las propuestas a cada banco privado.

 

Vale recordar que las propuestas presentadas surgieron de manera consensuada por los defensores del Pueblo y sugerían en primer lugar la “morigeración al máximo posible de la tasa de interés que percibe la entidad financiera otorgante del crédito por sobre el incremento que tiene el UVA por inflación”. También exhortaban a “permitir reducciones de accesorios a cuotas, tales como no obstaculizar el contratar seguros a menor valor en caso de los obligatorios o la eliminación de otros productos bancarios no necesarios y que fueran originariamente contratados”.

 

Asimismo, las propuestas instaban a las autoridades nacionales y a las entidades bancarias a “evitar intimaciones a los deudores conminando a prorrogar plazos o renunciar a esa posibilidad establecida legalmente”. Y, por último, proponían “permitir a cada tomador de crédito en forma voluntaria e individual que reduzca la cantidad de UVA que abona mensualmente, producto de comparar la relación de ingresos actuales con la históricamente vigente al momento del tomar el crédito, hasta encontrar el equilibrio inicial”.

 

Por lo tanto, la Defensoría procede a informar sobre las gestiones realizadas en pos de mejorar la situación de lo tomadores de créditos UVA y requiere a las entidades bancarias que contemplen las medidas propuestas como alternativas que permitan la continuidad del crédito sin perjudicar aún más la situación de quienes con esfuerzo pudieron acceder a un crédito para el sueño de la vivienda propia.