0
0
0
s2sdefault

Las declaraciones juradas se podrán presentar hasta el 16 de julio. Se busca garantizar el cumplimiento aunque la fecha de pago no se postergará.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió prorrogar la presentación de las declaraciones juradas de los impuestos a los Bienes Personales, Ganancias y Ganancia Mínima Presunta hasta el 16 de julio.

Esta es la segunda prórroga que anuncia el organismo aunque como en el caso anterior sólo abarca las presentaciones, sin modificar las fechas de pago.

La nueva prórroga se toma "para garantizar el cumplimiento de las obligaciones por parte de los ciudadanos", destacó la AFIP a través de un comunicado, si bien aclaró que "la fecha de pago no se postergará".

En tanto, las declaraciones juradas para los empleados en relación de dependencia podrán presentarse hasta el 24 de julio.

 

La decisión fue comunicada por la tarde en una reunión en este organismo a los presidentes de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, José Arnoletto, y del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, Humberto Bertazza, respectivamente.

Los contadores venían reclamando la postergación de la fecha de las presentaciones, la argumentación apuntaba a la necesidad de hacer frente "a los reclamos que se han provocado en todo el país debido a los problemas de implementación en los sistemas de la AFIP.

La misma destaca que a las dificultades que deben afrontar los profesionales de ciencias económicas para la liquidación de los impuestos de los contribuyentes, se suma que "debe ser realizado bajo entorno web de la AFIP, con infinidad de problemas, desde conectividad, cierre de sesión, pantallas de errores desconocidos, amplios horarios con el sitio no disponible por tareas de mantenimiento, etcétera".

El 5 de junio la Afip había anunciado una primera prórroga de un mes para el caso de las declaraciones juradas para el impuesto de la renta financiera y una semana para el de ganancias y bienes personales pero atento a los reclamos que generaron los contadores el plazo fue extendido hasta mediados de julio.