0
0
0
s2sdefault

Es por la caída de ventas ante la baja del consumo generalizado. Solamente seis de los 29 empleados continuarán en la empresa.

La fábrica más tradicional de alfajores, dulces y galletitas de la provincia de Córdoba, Estancia El Rosario, despidió a 23 de sus 29 empleados y frenó la producción por la caída de ventas en medio de la crisis económica.

Los seis trabajadores que quedaron en la firma, propiedad del empresario Alan Horwitz, temen que continúen los despidos y la empresa cierre definitivamente, después de operar desde 1924.

La fábrica está ubicada en las Sierras Chicas de Córdoba, a solo 4 kilómetros de La Cumbre y a 80 de la capital provincial.

Con el paso de los años, esta estancia se ha convertido en un atractivo turístico de la mano de sus alfajores.

En su época dorada, la fábrica llegó a alcanzar casi un 100% de su capacidad productiva y elaboraba 8,5 millones de alfajores al año.

Los trabajadores señalaron que la empresa debe "varios meses de sueldos y aguinaldos" y hay dudas sobre el pago de las indemnizaciones debido a la crítica situación financiera de la firma.

La empresa comenzó a registrar demoras en el pago de los salarios en 2016, dos años después de que Horwitz la comprara.

La crisis económica afecta directamente al sector manufacturero, que registró en abril una fuerte baja del 8,6% en comparación con igual mes del año pasado.

Según los últimos datos publicados por la Unión Industrial Argentina (UIA), el rubro acumuló en el primer cuatrimestre una contracción del 9%, al tiempo que calculó una pérdida de superior a 6.000 puestos de trabajo a lo largo de marzo.