0
0
0
s2sdefault

El diputado nacional mendocino, Luis Petri, presentó un proyecto por el cual pretende prohibir que cualquier condenado por delitos de corrupción pueda ser candidato a un cargo electivo. 

La iniciativa, que está alineada con varias más que la antecedieron, podría unificarse a ellas y tener dictamen favorable esta semana. Además tiene el respaldo de Change.org que impulsa el proyecto Ficha Limpia, que ya tiene más de 255.000 firmas y en Brasil impidió la postulación de Ignacio Lula Da Silva.

"Hoy la ley prohíbe que las personas condenadas por delitos de lesa humanidad puedan ser candidatas. Yo propongo que también aquellos que cometieron un delito contra la administración pública o de corrupción y que tengan una simple condena de primera instancia estén impedidos de ser candidatos a un cargo público electivo", explicó Petri, quien en su iniciativa no considera que haga falta que la condena esté ratificada por un tribunal superior y eso la distingue de otras que ponen esta ratificación como un requisito.

Además, la propuesta de Petri también avanza sobre los funcionarios públicos que son condenados por delitos de corrupción: "lo que planteamos es que esas condenas tienen que ser de cumplimiento efectivo, podrían recibir condenas de ejecución condicional", precisó el legislador.

La iniciativa, que tiene una decena de antecedentes en el Congreso pero que nunca llegaron a ser tratados en el recinto, cuenta ahora la chance de unificar todos los textos y conseguir probablemente este martes un despacho de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia de la Cámara de Diputados.

De hecho, ya circula entre los diputados nacionales un borrador que hizo el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, pero en él se hace explícito el requisito de que la condena esté ratificada por un tribunal superior y rige "hasta su eventual revocación posterior o bien hasta el cumplimiento de la pena correspondiente". 

Ese texto detalla también los delitos que se contemplarán como impedimento para ser candidato. Entre ellos figuran cohecho (coimas), tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, exacciones ilegales, enriquecimiento ilícito, encubrimiento, fraude contra la administración pública  y delitos contra la seguridad de la Nación.

Más allá de los proyectos que proliferan en el Congreso, existe una petición ciudadana de prohibir a quienes estén condenados la posibilidad de llegar a una candidatura, y esa iniciativa llamada Ficha limpia ya consiguió más de 255.000 firmas en Change.org.