0
0
0
s2sdefault

Si bien los especialistas del mercado sugieren mantener máxima cautela dada la transición política, destacan algunas alternativas del mercado para aquellos ahorristas que buscan dolarizarse, y hacerle frente a los límites impuestos por la autoridad monetaria para la compra de divisas estadounidenses.

Mientras el mercado se reacomoda tras las elecciones presidenciales y la implementación del cepo "hard", los ahorristas empiezan a evaluar alternativas de inversión una vez agotado el cupo de u$s200 mensuales por persona que permite comprar el Banco Central en la plaza oficial.

Teniendo en cuenta el escenario de marcada fragilidad tanto política, como económica y financiera, serán clave en los próximos días las señales expresadas por el presidente electo Alberto Fernández y su entorno (particularmente sobre el próximo ministro de Economía), ya que irán marcando el humor de un mercado por ahora expectante pero volátil, dado el clima de incertidumbre que trae aparejado el período de transición política (más de 40 días).

“Un resultado mejor a lo esperado para el Gobierno, y un Congreso repartido deberían apuntalar la visión de un Fernández moderado. No obstante, esto recién comienza. Seguiremos, de hecho, esperando una volatilidad diaria similar a la que venimos observando las últimas semanas, y movimientos muy sensibles a las nuevas declaraciones y, en particular, definiciones”, dijo Lucas Gardiner, Director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

La clave para el mercado es que Fernández comience a dar vuelta las deterioradas expectativas económicas, a partir de señales en torno a la renegociación de la deuda con el FMI y privados, y del programa económico a seguir.

“Convendría que el presidente electo encare prontamente la renegociación del programa con el Fondo como para mejorar un poco las expectativas, y ver si hay ayuda a ofrecer un roll over un poco más sencillo para privados, con una mejor tasa”, Alejandro Bianchi, CEO de Asesor De Inversiones.

Con ese telón de fondo, si bien los especialistas del mercado sugieren mantener máxima cautela, destacan algunas alternativas del mercado para aquellos ahorristas que buscan dolarizarse, y hacerle frente a los límites impuestos por la autoridad monetaria para la compra de divisas estadounidenses.

Informate más: Para ahorristas e inversores: qué espera el mercado hasta el 10-D

BONOS SOBERANOS, SUBSOBERANOS Y CORPORATIVOS

Hoy invertir en bonos en moneda dura (que cotizan en pesos) es una forma de dolarizarse, más allá de nivel de riesgo que en general tienen en la actualidad todos los instrumentos argentinos de deuda. Desde Balanz Capital mantienen una postura que la oferta del gobierno en la futura negociación con tenedores de bonos será similar para todos los títulos públicos. Con ese escenario, consideran que “los bonos de menor precio son los más atractivos, y en particular eligen el bono PAR”.

Bianchi por su parte, recomiendo buscar algún título que tenga una paridad bien baja, de los regidos por ley de Nueva York. “Los A2E2 y A2E3 son los más cortos que tienen paridades del 0,47 y 0,44, respectivamente. En un escenario de extensión de plazos ´a la uruguaya´ deberían andar bien”, afirma.

En cuanto a bonos provinciales en dólares, en Balanz destacan los títulos de CABA y Santa Fe como opciones moderadas, mientras que para una postura más agresiva mencionan a los bonos Córdoba 2021 y Mendoza 2024. Y en el universo corporativo, a su vez, recomiendan posturas defensivas en PAE21, TECPET22, TRANAR21, TASFT21, TRAGAS25, mientras que para inversores más agresivos dicen que existe potencial en YPFDAR25 y PAMPAR27.

FIDEICOMISOS FINANCIEROS

Algunos especialistas resaltan que los Fideicomisos Financieros (FF) son otra posibilidad para cubrirse dado que ofrecen tasas en pesos muy superiores a los rendimientos de un plazo fijo (hoy éstos depósitos a plaza pagan un máximo de 58,5% anual a 30 días). “Los FF son alternativas privadas, donde no dependés de un eventual default del Gobierno. Además tienen tasas en pesos atractivas que pueden llegar al 90% anual”, comenta el CEO de Asesor De Inversiones. Es decir, permiten tener un poco más de colchón en caso de que se produzca una devaluación del peso mayor a la esperada.

El FF es un instrumento que le permite al inversor participar de un proyecto o de un cobro futuro determinado a través de una colocación de deuda o una participación de capital. De esta forma, comprando valores representativos de deuda de un fideicomiso, el ahorrista le presta dinero al fideicomiso con el fin de adelantar fondos a un proyecto o a un flujo futuro de pagos. Durante el período de vigencia y hasta el vencimiento del título, el inversor va recibiendo la devolución del dinero aportado más una tasa de interés pactada. “Hoy hay algunos fideicomisos interesantes como por ejemplo el de Mercado Libre, que puede llegar a pagar tires de entre el 80 y 90% anual”, detalla Bianchi.

CEDEARS

Otra opción que viene creciendo fuerte en volumen durante los últimos meses son los CEDEARs (Certificado de Depósito Argentino), que permiten diversificar el riesgo argentino y acceder al dólar contado con liqui (en pesos). Es una alternativa para invertir en compañías del exterior. Se trata de un certificado que se emite en Argentina y que representa acciones emitidas en otro país. Negociar con este tipo de certificados es igual que invertir en la empresa, cada CEDEAR emitido está respaldado con el depósito de las acciones que representa.

Para potenciar el alcance de esta alternativa, Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) introdujo recientemente un programa específico de Market Makers, que permite darle liquidez a la negociación de más de 120 de estos activos, de manera que siempre habrá cotización en pantalla.

Gracias a ello, actualmente el volumen de los CEDEARs representa cerca del 25% del monto total diario operado en el segmento de renta variable de la bolsa porteña. “Hoy tenemos muchos clientes que con los pesos están posicionándose en Cedears. Han ganado mucho volumen y pueden operarse varios de ellos. Obviamente recomendamos operar con cautela dado que depende principalmente de la continuidad de los Market Makers”, sostiene Axel Cardin, analista de research en Bull Market Brokers.

José Bano, gerente de InvertirOnLine, refuerza: “Tienen independencia de la situación argentina porque es una acción del exterior. Están dolarizados, pero cotizan en pesos al tipo de cambio del contado con liqui, que es el más alto, y es justamente el que mantiene ahora una mayor brecha con el oficial”.

Ahora bien, ¿qué Cedears elegir? Los que tienen más volumen son principalmente los que representan a las acciones tecnológicas como Apple, Microsoft, o Amazon. Pero también “son las compañias que tienen más beta de mercado, y dado el S&P 500 actual en máximos, la guerra comercial, el intento de impeachment a Trump, y la posibilidad de que EEUU entre en recesión el año próximo, creemos que no conviene exponerse tanto en esas acciones”, advierte Cardin. Por ello, el analista opina que tal vez sea más conveniente apostar por acciones anti cíclicas como Coca Cola, Mc Donalds o Walmart.

Frente a este futuro bastante desafiante para el mercado de EEUU (muchos ven un fin de ciclo), Bano sugiere los CEDEARs de la minera Barrick Gold, cuyo volumen viene creciendo por la apuesta al commodity oro. Pero además recomienda otras posiciones defensivas: empresas de sectores de Blue Chip (compañías con ingresos estables, valores sin grandes fluctuaciones), consumo masivo, utilities y salud, como PepsiCo, Procter & Gamble (PyG), Pfizer, y General Electric (GE).

Por último, Gustavo Neffa, Socio Research For Traders, coincide en que "la cobertura pasa hoy por los CEDEARs", al tiempo que descartó por el momento recomendar acciones locales. "Vemos un S&P Merval en un valor más abajo de aquí a fin de año medido en dólares CCL", comentó.

Con relación a los CEDEARs, destacó a Microsoft, Barrick Gold, Amazon, Apple, Globant y Mercado Libre, y sugirió que sus cotizaciones pueden haber marcado un punto de entrada, debido a que "la brecha cambiaria aflojó un poco" este martes (cayó casi 10 puntos porcentuales al 27,3%, desde el 37% previo).