0
0
0
s2sdefault

Altibajos en la relación de los argentinos con las tarjetas de crédito.

Los argentinos han culminado la etapa de luna de miel con sus tarjetas de crédito, según revela un informe realizado por la consultora D’Alesio Irol.

En la relación “amor-odio” de los argentinos con las tarjetas hay un reconocimiento de “mal necesario”. La gente tiene bien en claro que el endeudarse con tarjetas, en la mayoría de los casos, es inevitable, pero no deseable.

Esta relación se vio aún más resentida luego de la corrida cambiaria del mes pasado, y hay dos factores claves que frenan el consumo con los plásticos. Uno de ellos es el temor a la inflación y el segundo, y principal, es la inestabilidad laboral. 

Cualquiera de los dos aspectos antes mencionados pueden aumentar el pánico a morir sepultado debajo de un saldo imposible de sobrellevar de la mano del tan subestimado “pago mínimo”, lo cual, a su vez afecta al consumo y la marcha del comercio en todos los niveles.