0
0
0
s2sdefault

Como consecuencia del escaso financiamiento bancario, se negoció un 20% de cheques en el Mercado Abierto de Valores.

Pequeñas y medianas empresas están encontrando una salida a la trampa de las elevadas tasas de interés que impone el Banco Central para evitar que el dólar se dispare y profundice la espiral inflacionaria. Cerradas las puertas de los bancos para negociar sus cheques, pusieron su mirada en el mercado de capitales, donde consiguen tasas al 39% promedio. Según destacó el director ejecutivo del Mercado Argentino de Valores (MAV), Fernando Luciani, se estima que para todo 2018 este tipo de operatoria moverá hasta $30.000 millones con un incremento del orden del 20% respecto de 2017.

El MAV es el mercado creado específicamente para negociar valores del segmento de las pymes. Al destacar el crecimiento de la actividad, el directivo precisó  que en lo que va del año, la modalidad que se define como "cheques de cadena de valor" lleva un incremento del 300% con relación a igual período del año pasado. "Todos los segmentos registran un buen crecimiento este año. Y lo más importante es que nunca se cortó el financiamiento".

Las empresas pueden vender sus cheques de acuerdo con diferentes modalidades: están los documentos "avalados", que cuentan con el respaldo de la Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR) y los "directo garantizados", que cuentan con aval del MAV. Por otro lado, figuran los "directos no garantizados" o conocidos como de "cadena de valor", que no cuentan con garantías; y los respaldados con "warrants". Por último, se ubican los "patrocinados", que son cheques de grandes empresas que usan su propia marca y reputación como promesa de pago.

En la semana que va del 13 al 17 de agosto, la operatoria de cheques "patrocinados" creció 190% en dinero y 162% en cantidades, con relación a la semana anterior. 

El segmento de "avalados" por las SGR se muestra como el más relevante, con $ 621,2 millones, con un avance del 21,1%. Fueron 3.222 cheques, lo que indica un crecimiento del 8,3% en comparación con la semana anterior.

Para entrar en esta modalidad de financiamiento, las empresas deben pasar por un agente de mercado, que le "compra" los cheques al momento y luego los negocia; o puede ir a una SGR, que igualmente, luego los vinculará al agente.

Luciani explicó que el anuncio de la semana pasada del Ministerio de la Producción de permitir a las compañías de seguro invertir en este tipo de operaciones hasta $6.000 millones "despertó una gran expectativa entre los agentes". El directivo también señala que el mercado espera la aprobación de la denominada "factura de crédito", que les va a dar mayor volumen a las operaciones, al abrir el mercado de capitales al crédito comercial, que es aquel que se otorgan entre empresas, sin participación del sistema financiero.