0
0
0
s2sdefault

Cómo cuidar nuestros ahorros y aprovechar las oportunidades del mercado.

El inentendible rebote de los mercado luego del anuncio de Pichetto como compañero de fórmula de Cambiemos se explica por su capacidad de negociación en el Congreso para pasar reformas claves que deberán ser encaradas en la siguiente gestión, además de acercar posiciones de los gobernadores, todos ellos actores con los cuales dialoga frecuentemente.

Lo cierto es que, la incertidumbre inaugurada luego del terremoto de 2.018 está lejos de disiparse, lo cual puede traer grandes pérdidas u oportunidades, según la experiencias o la suerte con la que cuenten los inversores.

¿Dónde invierto en el corto plazo?

Antes de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo 11 de agosto, no vemos un gran peligro de descarrilamiento del tipo de cambio, básicamente por el alto nivel de reservas que tiene en Banco Central (cortesía del FMI) para combatir cualquier corrida cambiaria.

Con una tasa de interés de referencia (Leliq) cercana al 69%, las inversiones de corto plazo en pesos son muy atractivas. La Lecap son instrumentos financieros que ofrecen atractivos retornos durante los próximos 45 días. ¡Pero cuidado! La clave de estas inversiones es saber cuándo salir (vender). Un pequeño error de cálculo nos dejará pérdidas (medidas en dólares) ya que la línea entre interesantes ganancias y dolorosas pérdidas es muy fina. Por este motivo, la opción de invertir “solo tasa en pesos” sin estar protegidos con un seguro de cambio ante cualquier fluctuación repentina del tipo de cambio la dejamos para profesionales, inversores institucionales o expertos.

Si optamos por invertir en instrumentos que ofrecen rendimientos en pesos y para asegurarse que pierdan valor debido a una poco probable subida en el tipo de cambio antes de las PASO, sugerimos protegerlas con un seguro de cambio representado por el Contrato de Dólar a Futuro, aunque este sea caro.

Adicionalmente, es recomendable tener una parte de las inversiones en bonos denominados en dólares representados por las anteriormente mencionadas Letras del Tesoro (Letes), con vencimientos en el cuarto trimestre o incluso los primeros meses del 2020. Es necesario aclarar que la curva de rendimientos está invertida, fenómeno que ocurre cuando hay riesgo de default, al que asignamos poca probabilidad de ocurrir el próximo año.

La reducción del gasto público, incluyendo intereses, si bien importante, todavía no alcanza. Sin embargo, las dos fórmulas presidenciales que llegarían al ballotage, ya han descartado un default de la deuda.

Por esto mismo, hay que mirar con buenos ojos las acciones de las empresas que cotizan en la nueva Bolsa de Valores llamada BYMA.

Si se impone la fórmula Macri-Pichetto, es recomendable tener acciones de empresas de servicios públicos, bancos y empresas energéticas. Estas actividades se encuentran altamente reguladas y serían las más sensibles a cualquier cambio de rumbo de Gobierno, junto con las petroleras y gasíferas que requieren de un marco de estabilidad de mediano plazo.

Si el mercado local no es lo suficientemente atractivo, el inversor también puede participar del éxito de grandes empresas extranjeras a través de CEDEARS, Certificados de Depósito Argentinos, que permiten acceder en el mercado local a las acciones de las principales empresas norteamericanas que cotizan en Wall Street. Los CEDEARS no sólo ofrecen retornos en dólares en línea con la volatilidad del valor de las acciones que cotizan en el exterior, sino que también ofrecen cobertura contra la fluctuación del tipo de cambio.