El paro provincial de Festram sería el martes 8, miércoles 9 y jueves 10 de septiembre.


El jefe de Gabinete, Diego Milardovich, justificó las medidas de fuerza impulsadas por los trabajadores municipales en el contexto económico actual, al tiempo que reconoció que repercuten en complicaciones para la prestación de servicios.
El funcionario planteó que el Municipio, como consecuencia de la pandemia de COVID-19, está con su planta de personal reducida, y especificó que hay 180 agentes que no están asistiendo por ser personal de riesgo y otros 20 a 30 que están en aislamiento por coronavirus.
Por otra parte consideró que “el paro de actividades por 72 horas programado para la semana próxima implica para nosotros un desafío muy grande, y por eso hacemos un pedido de responsabilidad a la comunidad con el tema de los residuos domiciliarios, porque tres días sin recolección generarán una situación muy complicada”.
“El secretario de Obras y Servicios Públicos, Sebastián Rosati, y el director de Servicios Públicos, Guillermo Kovasevich, están analizando cómo ordenamos el trabajo teniendo respeto por la medida de fuerza de los municipales. De todas formas desde el gremio nos garantizaron las guardias mínimas, y sostendremos los servicios en dos centros de salud, con guardias en el CIC (Centro Integrador Comunitario) y el Tiro Federal”, indicó Milardovich y detalló que tendrán servicios recortados la Cabina Sanitaria, Tránsito, Cementerio Municipal, el Aeródromo “Tomás B. Kenny” y Control Urbano, mientras que la Central de Monitoreo trabajará con normalidad.
Paralelamente, Milardovich informó que este miércoles, por las inclemencias climáticas, no trabajó el equipo de recolección de residuos, y en cambio hoy se reforzará el servicio con camiones alquilados y más personal a cargo de la prestación.