Una camioneta de la policía provincial protagonizó un accidente en la mañana del domingo en Chaco e Islas Malvinas. Tres oficiales resultaron lesionados y una importante zona de la ciudad quedó sin energía eléctrica.

 

Según el Ministerio de Seguridad, en la mañana del domingo, un móvil policial de la URVIII que se encontraba patrullando dentro de su cuadrícula correspondiente en la ciudad de Venado Tuerto, informa a la central de Policía haber avistado un auto sospechoso, quien podría ser el autor de un robo de cubiertas que horas antes se había perpetrado en un predio de camiones ubicado en Ruta Nacional Nº 33. Por tal motivo dicho móvil comienza la persecución, con el fin de identificar al vehículo y sus tripulantes.

Mientras tanto, el patrullero identificado con el Nro. 7105, que protagonizó el accidente a las 06:50, al escuchar dicha información, emprende su camino hacia la zona donde se realizaba la persecución para poder realizar el operativo cerrojo, cuando por razones que se investigan pierde el control y termina embistiendo una subestación de la Cooperativa Eléctrica, dejando sin energía a parte de la ciudad.

Producto de la colisión los tres ocupantes del móvil policial resultaron con heridas de diversa consideración y fueron derivados al Hospital Alejandro Gutiérrez. Uno de los oficiales, tuvo que ser trasladado a la ciudad de Firmat ya que en Venado Tuerto no contaban con más camas en el área de terapia intensiva.

Hasta el momento los efectivos policiales involucrados en el accidente se encuentran internados y fuera de peligro, dos de ellos en una sala común del hospital de Venado Tuerto, mientras que el restante se encuentra estable en sala de cuidados intensivos de Firmat.

 

Ante las diferentes versiones que circularon, el Ministerio de seguridad aclaró que el móvil policial accidentado en ningún momento inició y/o participó de ninguna persecución, sino que como se explica anteriormente se dirigía a prestar colaboración a su par para realizar lo que se denomina operativo cerrojo.