La concejala de Nuevo Horizonte y candidata a renovar su banca, volvió a plantear la necesidad de realizar en Venado Tuerto un censo para contar con datos precisos y fehacientes sobre una de las principales problemáticas: la inseguridad. "La idea es visitar a los vecinos casa por casa y preguntar si han sido víctimas de delitos, porque sabemos que muchas personas que han atravesado esta situación no radican la denuncia", comentó la edila.

Con estas estadísticas "podemos delinear políticas de atención y contención", incluso se mostró dispuesta a aportar fondos para desarrollar esta iniciativa y convocó al sector privado para que también se sume.

"En las recorridas cotidianas que hacemos por la ciudad, nos encontramos con vecinos que han sido víctimas de inseguridad y que no hicieron la denuncia, esto nos lleva a preguntarnos cuántas personas han sufrido un hecho delictivo", manifestó la dirigente de Nuevo Horizonte.

Para la realización del censo propuso firmar un convenio con institutos terciarios o universitarios de la ciudad que tengan dentro de su oferta educativa carreras como Trabajo Social o Comunicación. "Esas horas que dediquen a la encuesta serían parte de las práctica", sugirió.

Respecto al contenido de la encuesta evaluó que debería ser ágil y concisa con preguntas directas como el lugar donde fue víctima, si hubo uso de armas, si hizo la denuncia o no. Asimismo, consideró que también se podría aprovechar para hacer un relevamiento más amplio sobre la situación social, habitacional y laboral en Venado Tuerto, con preguntas muy sencillas como si es inquilino o propietario o cuántos miembros de la familia trabajan.

 

"Es una propuesta firme, sobre la que vamos seguir insistiendo para que en algún momento se haga. Lamentablemente hay decisiones que cuestan demasiado por más simples que sean. La mezquindad política es tremenda, porque se valora primero de quien vino la idea, sin evaluar si es un proyecto que apunta al bien común", enfatizó.