Funcionarios municipales mantuvieron ayer un encuentro con autoridades policiales para delinear un programa preventivo, de seguridad ciudadana y vial, para la temporada de verano, época del año donde sucede mayor cantidad de eventos de esparcimiento.

Participaron de la reunión el secretario de Gobierno, Jorge Lagna, junto al director de Prevención Comunitaria, Homero Domínguez de Soto; y los comisarios Norberto Rodríguez, subjefe de la URVIII de Policía de Santa Fe, y Alberto Solís, jefe de Orden Público.

Las fiestas clandestinas fue uno de los puntos abordados, donde se recordó la existencia de una ordenanza que prohíbe la realización de fiestas en lugares no habilitados, en las que se cobra entrada o se permite el ingreso con bebidas, sin mínimas medidas de seguridad; en tal caso, detectado el evento, intervendrán las áreas municipales de Inspección y la GUP, en conjunto con la Policía. Más allá de las multas y sanciones estipuladas, se hará hincapié en el decomiso -si fuere menester- de los equipos de sonido y luces utilizados.

Sobre el consumo de alcohol en vía pública y venta en comercios, se dispondrán operativos conjuntos con Policía, Inspección General y GUP, en torno a la problemática de la ingesta en plazas y espacios públicos, con claras prohibiciones en leyes nacionales y provinciales.

En el mismo sentido, se continuará con la campaña de prevención respecto a la venta prohibida de alcohol en todo tipo de comercios (total a menores de 18 años y a cualquier persona luego de la hora cero). Y con acciones en los locales, labrando actas y en su caso sancionando fuertemente a los infractores.

“La colaboración de la Policía es esencial aquí, pues el agente municipal no tiene aptitud legal para requisar a una persona; ello es atribución sólo de la fuerza pública”, aclaró Lagna al término del encuentro.

Operativos de control

 

En cuanto a los operativos vehiculares, más allá de los controles en puntos fijos, en cooperación con la Dirección de Tránsito, la Policía dispondrá la modalidad de acción selectiva en distintos lugares de la ciudad en pos de la detención y/o secuestro de unidades problemáticas, escapes libres o conducción peligrosa.

Asimismo, se intensificarán los controles de alcoholemia en el radio céntrico de la ciudad y las rutas, con especial énfasis en cercanías de lugares de diversión nocturna, con fines preventivos y de seguridad vial.

 

“Prevención y sanción son los pilares de esta acción conjunta del Estado municipal y la fuerza de seguridad de la provincia”, remarcó el secretario de Gobierno.