Lo hizo el fiscal Juan Pablo Lavini Rosset en la requisitoria de acusación y pedido de elevación a juicio. El imputado está acusado de encubrimiento; desobediencia y resistencia a la autoridad; y homicidio simple con dolo eventual, todo en concurso real.

 

El fiscal Juan Pablo Lavini Rosset solicitó 20 años de prisión para JDN, el hombre que atropelló y mató a tres personas cuando escapaba de la policía en Venado Tuerto. El pedido del funcionario del MPA fue hecho en la requisitoria de acusación y pedido de elevación a juicio oral y público.

JDN está imputado por los delitos de encubrimiento por receptación dolosa; desobediencia y resistencia a la autoridad; y homicidio simple con dolo eventual; todo en concurso real.

 

Antecedentes

            Las víctimas que perdieron la vida fueron tres: Leonardo Ismael Díaz; Natalia Soledad Gavaciuti; y una menor de edad, hija de Gavaciuti. De acuerdo al informe de la autopsia realizada a los cuerpos de las tres víctimas, se determinó que el motivo del fallecimiento fue “muerte violenta por politraumatismo en accidente de tránsito”.

Por su parte, según resultó de los estudios médicos realizados al imputado, había restos de cocaína y de marihuana en su sangre. Además, la municipalidad de Venado Tuerto confirmó que no posee ninguna clase de licencia de conducir.

El fiscal, en tanto, agregó que “el imputado está involucrado en numerosas causas penales y tiene dos antecedentes condenatorios previos”, informó el fiscal. “Esto demuestra su carácter refractario al sistema normativo en general”

 

Los hechos

            La acusación del fiscal fue hecha a raíz de lo ocurrido el miércoles 7 de octubre de 2015. Según precisó Lavini Rosset, “minutos después de las 23:00, JDN se trasladaba en un automóvil marca Volkswagen, modelo Bora, a sabiendas que pesaba sobre el vehículo una denuncia de sustracción. Además, ante la voz de alto y las señas –con balizas y sirenas– a que le hiciera la policía, no se detuvo y aceleró raudamente el vehículo”.

El fiscal agregó que “ante la actitud del imputado, la policía comenzó una persecución por diferentes calles de la ciudad. Finalmente, en la intersección de calle Agüero y avenida España, embistió a gran velocidad a una motocicleta en la que se trasladaban las tres personas que fallecieron”.

 

Por último, Lavini Rosset señaló que “luego de chocar a las tres personas, el imputado detuvo el vehículo a 60 metros aproximadamente. A pesar de resistirse, pudo ser aprehendido por el personal policial que lo venía siguiendo”.