El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, en diálogo exclusivo con la agencia de comunicación "Transmedia VT", dijo que calcula para mitad de año la inauguración del Nuevo Hospital Nodal de Venado Tuerto. La obra, cuya inversión global es superior a los $385 millones, se encuentra en marcha desde el 2010.

 

 

"La obra civil está prácticamente terminada. Faltan destalles en las instalaciones. Por eso calculamos para mitad de año poder inaugurarlo", confió la máxima autoridad política santafesina, quien indicó además que se está trabajando ya en las licitaciones de equipamiento.

 

  

Para Lifschitz, "este Hospital va a ser cuando lo inauguremos el más moderno de Argentina", no solamente por la edificación, calidad constructiva y el desarrollo arquitectónico, "sino además por la tecnología que va a tener, con todo equipamiento nuevo, además de los profesionales y el personal que actualmente está en el Hospital 'Alejandro Gutiérrez', más el refuerzo que vamos a tener que hacer para habilitarlo", aseveró.

 

 

 

"No tengo dudas -continuó- que realmente va a ser un hito para la historia de la salud pública de ésta región y de la provincia de Santa Fe. Y que se va a convertir en un punto de referencia para toda la región, incluso para el norte de Buenos Aires y parte de Córdoba".

 

  

Y agregó: "Realmente va a ser el Hospital más importante de la región. Por eso para nosotros es una satisfacción porque es el primero de una serie de grandes hospitales que estamos construyendo en toda la provincia. Pero el primero que vamos a inaugurar es el de Venado Tuerto".

 

  

Mega obra para el sur santafesino

 

Este efector de alta complejidad es uno de los cinco que con las mismas características construye la provincia en cada uno de sus nodos. Los cuatro restantes se ubican en Rosario, Santa Fe, Rafaela y Reconquista, y las obras se encuentran en distintos estados de desarrollo.

 

 

 

El correspondiente a Venado Tuerto, de referencia para la Región 5, se levanta en el predio de avenida Santa Fe y Comandante Espora. Su emplazamiento permite cumplir con los criterios de accesibilidad regional y local, tanto para desplazamientos necesarios dentro de la misma ciudad como por las conexiones con las rutas nacionales 8 y 33.

 

 

 

Una vez habilitado contará con blocks para cirugía, maternidad y neonatología con 18 puestos; diagnóstico y tratamiento con salas de rayos X, tomografía y laboratorio; guardia; consultas externas; rehabilitación e internación con 102 camas.

 

 

 

El sector para el público estará conformado por espacios de circulación, salas de espera, aulas, auditorio, oratorio, dirección y cafetería.

 

 

 

También tendrá un sector de apoyo técnico conformado por la sala de máquinas, vestuarios, depósito de residuos, y áreas de mantenimiento; una sección de apoyos generales compuesto por oficinas, administración, cafetería para el personal y dormitorios para los médicos, así como un sector destinado al estacionamiento.

 

 

 

 

El proyecto arquitectónico estuvo a cargo de la Unidad de Proyectos Especiales del Ministerio de Obras Públicas de la provincia, que trabaja juntamente con el Ministerio de Salud. En tanto, en la dirección y ejecución de la obra interviene la Unidad Ejecutora de Proyectos de Arquitectura (UEPA).