Finalmente, y después de un largo proceso, el histórico Olimpia BBC de Venado Tuerto logró salvar su estadio, tras haber superado la instancia judicial de quiebra que amenazaba con el remate de los bienes muebles e inmuebles. Con el firme compromiso de los gobiernos provincial y municipal, junto a legisladores y las fuerzas vivas, se logró un acuerdo con los acreedores, en base a los montos definidos por el juzgado de Instrucción de distrito en lo Civil y Comercial y Laboral N° 1 de Melincué.

 

La buena noticia se anunció formalmente el lunes pasado por la noche, en conferencia de prensa realizada en la cancha del club, ante un nutrido grupo de socios, deportistas de la institución y vecinos del barrio San Martín, donde está enclavado el estadio. La mesa estuvo integrada por la dirigencia de OIimpia, el grupo de padres, legisladores y profesionales intervinientes.

 

El referente de la Comisión Normalizadora del club, Marcelo Pascual, tomó la palabra y leyó en principio un extensivo agradecimiento a todos los que hicieron posible el salvataje de Olimpia, para luego leer a los presentes la resolución judicial donde se declara "concluida la quiebra del Olimpia Basquetbol Club".

 

Pascual explicó que ahora el club tomará créditos privados para iniciar un camino de crecimiento: "Cambiamos una deuda con fecha de remate por una muchísimo menor, no judiciable y sin plazo de vencimiento. Esto nos permite trabajar, organizarnos e ir devolviendo en cuotas", amplió.

 

El siguiente paso es sentar las bases para comenzar a superar la difícil situación atravesada. Con un proyecto deportivo que apostará primero por las divisiones inferiores, llamarán a elecciones para conformar la nueva Comisión Directiva y apelarán nuevamente a que los venadenses aporten como socios para fortalecer la institución.

 

El presidente de Olimpia, Luis Pelliccioni, visiblemente emocionado remarcó en el anunció que "esto se festeja más que un título mundial". Mientras tanto en las plateas, la gente aplaudía y alentaba al "Rojo", y en la popular los hinchas conocidos por el nombre de "Negreros" hacían sonar sus bombos y redoblantes, cantando y agitando las banderas con pasión.

 

Párrafo aparte merece la Comisión de Padres, que mantuvo en funcionamiento al club mientras se desarrollaba el proceso para solucionar el conflicto institucional, buscando apoyo a la gestión para salvar la entidad.

 

Participaron de la mesa, además, el intendente de la ciudad José Freyre; el senador departamental Lisandro Enrico; los diputados provinciales Oscar Pieroni y Julio Eggimann; el abogado Dr. Arsenio Domínguez; en representación del diputado nacional Ricardo Spinozzi, Andrés de Francesco; y el dirigente Jorge Alvarez.

 

 

 

 

 

Pieroni: "Esto no nos puede volver a pasar"

 

El diputado provincial Oscar Pieroni, quien tuvo un rol clave en todo el proceso de negociación con el síndico y el abogado, consiguiendo además la condonación de la deuda que mantenía Olimpia con la Administración Provincial de Impuestos (API), se remontó a los inicios del conflicto que mantuvo en vilo al club: "Recuerdo particularmente aquel grupo de madres allá por el 2011, que se plantaron ante el entonces ministro de Gobierno de la Provincia -después gobernador-  Antonio Bonfatti, pidiéndole una colaboración porque ya teníamos la bandera de remate. Finalmente hubo una intervención, no se pudo terminar de resolver pero por lo menos ganamos seis años con esa alternativa", reseñó. 

 

El legislador socialista destacó la oportuna visita del gobernador Miguel Lifschitz al estadio, dialogando con la comisión de apoyo y tomando el compromiso de hacer un aporte que fue significativo para salvar las instalaciones. "Más allá del acompañamiento político, valorar fuertemente la cantidad de personas que mantuvieron vivo al club en todo este proceso, porque no solo es este estadio magnifico, de Rosario hacia el sur lo más importante que tenemos en la provincia, sino que es simbólico para todo un barrio y para toda la ciudad", sostuvo.

 

Por último, Pieroni instó como festejo a la resolución "que todos nos sumemos a la campaña de socios para Olimpia, porque ahora tenemos que fortalecer al club. Acá empezamos a terminar con un gravísimo problema, no podemos permitir que esto nos vuelva a pasar", concluyó

 

 

 

Breve repaso histórico

 

El Olimpia BBC de Venado Tuerto supo ser grande de verdad. Tanto que en 1996 llegó a ser campeón sudamericano y se ganó el derecho de disputar la Copa Intercontinental. Surgió de la nada y a esa nada volvió tiempo después, con el cierre del Banco Integrado Departamental (BID), el pilar económico en el que la institución se apoyaba.

 

Sin el dinero del BID se hizo imposible sostener los planteles de estrellas, algunas consagradas y otras incipientes, que supieron convertir al "Rojo de Venado Tuerto" en uno de los mejores de la Liga Nacional. Por allí pasaron, entre otros, los ex NBA Walter Herrmann y Andrés Nocioni; los míticos Alejandro Montecchia, Jorge Racca, Sebastián Uranga y Leo Gutiérrez; y entrenadores de la talla de Julio Lamas. Pero la caída fue estrepitosa y Olimpia bajó al Torneo Nacional de Ascenso en el año 2000: nunca más frenó su descenso deportivo.

 

 

El plano institucional fue de la mano. La deuda con los acreedores se hizo gigante y el año pasado el Juzgado de Instrucción de distrito en lo Civil y Comercial y Laboral Nº 1 de Melincué dictaminó la subasta del estadio con fecha original para el 1 de septiembre de 2016. La ayuda de los pocos socios de Olimpia (cuenta con aproximadamente 200) y el aporte fundamental de la Comisión de Padres, sumado al esfuerzo de algunos funcionarios de la ciudad y la región, hicieron que la subasta se postergue y finalmente fuera posible un anunció que le devolvió la alegría a los miles de venadenses que en los '90 se hicieron fanáticos del básquet.