Es tiempo de re-diseñar la propia propuesta de valor. De repente, estamos obligados a salir de nuestra zona de confort, a pesar de la paradoja de que esa zona no fuera del todo confortable. Y con ello, todas las certezas y los roles profesionales se vieron en cuestionamiento.

Los modelos clásicos de negocios están cada vez más digitalizados. Surgen nuevas preguntas que no podemos responder con viejos paradigmas, porque tenemos que construirlas también a partir de un mindset digital. Es el momento de mirarse a uno mismo, o ¿acaso alguien está exento?

¡Todos los roles profesionales están hackeados! Como respuesta a esta afirmación se abren miles de oportunidades para quienes están dispuestos a mirarse al espejo para profundizar sobre sus diferenciales. Y a través de este buceo, conocer las propias luces y sombras, formulando y respondiendo la pregunta:

¿Cómo sería yo, como profesional, si empezara hoy? Todo comienzo trae consigo una expectativa y detrás de ella una ilusión, que tiene que ver con achicar ese gap que se va corriendo para lograr la autorrealización o hacerla sostenible, dándole un significado a “la empleabilidad” mucho más profundo que tan solo tener un empleo.

 

Significa poder responder a las necesidades y demandas del mercado local, regional o global en un segmento o vertical de negocio. La empleabilidad es una condición que se construye con apertura para el aprendizaje continuo, con coraje para desaprender y con voluntad para desapegarse del statu quo.

 

 

¿Cuánta transformación requiere construir la nueva propuesta de valor individual? Tanta como para encontrar el lugar que agregue valor en una futura estructura organizacional absolutamente líquida, mutante, viva, con roles de liderazgo que podrían ser reemplazados por digitalización o conviviendo con ella.

Tanta como para descubrirte siendo un profesional con los dos pies en este contexto, experimentando en el cuerpo la transición que sucede después del click que nos lleva a la transformAcción de nuestro nuevo ser y hacer profesional. Ser “empleable” es diseñar la propuesta de valor, en un continuo de iteración permanente.

 

Ser “empleable” no sólo aumenta la posibilidad de elegir sino que también aumenta las posibilidades de ser elegido

 

La empleabilidad está relacionada con la celeridad para cambiar “el observador” que cada uno es, con las transformaciones que ocurren en los negocios y con su propia capacidad para fluir a la par.

 

La empleabilidad está relacionada con la adaptabilidad individual para transformarse a uno mismo. No se trata de identificar el nuevo mundo que emerge sino de emerger con él, como un profesional que renace.

 

 

¿Qué busca el mercado cuando pide talento? El mercado demanda a quienes se hayan replanteado su propuesta de valor.

 La capacidad de aprender y desaprender es una de las evidencias irrefutables del talento. Incorporar diversas capacidades muestra un mindset abierto, que se denomina “perfil T”.

 

 Son las personas que tienen una expertise central, con carreras de Tecnología, Ingeniería, Ciencias Sociales, Administración o cualquier otra. Y una transversal que está representada por la multi-dimensión agregada por micro-aprendizajes o intereses, los que sin quitarle valor a la especialidad, permiten sumar otras perspectivas diferentes y lidiar con el emergente para tomar decisiones aún asumiendo riesgo. Reflejan una mentalidad que interpreta al error como una instancia de aprendizaje.

 

 Los ambientes de diseño de experiencias en el momento de lanzar un producto o servicio son los espacios de trabajo donde esta nueva perspectiva prevalece. Imaginemos si será un Ingeniero en Sistemas o un Lingüista quien lidere el diseño de una aplicación de voz o si tendremos pronto una especialización que sea Ingeniería Lingüística para este tipo de proyectos.

 

 

¿Las compañías piden o valoran este re-diseño de perfil?

La transformación cultural en las compañías muestra otros paradigmas que se imponen junto con una nueva realidad. Se acelera la necesidad de instalar una cultura de inclusión con atención a nuevos valores en el código de ética corporativa.

 Nace una nueva cosmovisión del trabajo, donde adquiere relevancia desarrollar mindset de crecimiento porque surge una nueva mirada del ser profesional centrada en el impacto de “la razón de ser y de estar” en el equipo para que también se construyan consensos basados en mayor sensibilidad humana y alto sentido de colaboración y pertenencia.

 

 ¿Qué temas ahora importan para identificar la propuesta de valor, en un proceso de búsqueda profesional?

 

Conciencia social, comunicación y solidaridad. Porque el corazón y la mente están juntos como nunca, en conjunción para vivir este tiempo en el que las emociones atraviesan a todos los integrantes de la organización y la sociedad. La resiliencia entendida como la capacidad de recuperación ante crisis simultáneas que unen temas de salud a vaivenes económicos.La empatía y la compasión serán excluyentes para el liderazgo.

Cultura de propósitos compartidos. Porque la sustentabilidad de los negocios exige que nadie divida las aguas, que nadie esté distraído de la misión. Que todos estén conscientes del “para qué” de la compañía y comulguen con él. Todos conectando genuinamente, vibrando recíprocamente con su propósito individual para empatizar con lo que está pasando. No es tiempo para decisiones superfluas, el foco en los temas medulares se impone para que los negocios sobrevivan y las personas crezcan.

Venir desde la abundancia. Porque una visión desde la grandeza y el desapego inspira a buscar soluciones superadoras e innovadoras para evolucionar versus mantener, compartir versus acumular, querer hacer versus saber hacer, para llegar todos juntos a los objetivos, incluyendo a los ecosistemas interconectados.

 Cultura Digital. Porque para implementar tecnología es necesario antes anticipar el grado de horizontalidad que gana la estructura de la compañía y la autogestión por medio de una concepción más líquida. El paradigma del poder deja lugar al paradigma del empoderamiento al que se suman los integrantes del ecosistema externo de especialistas.

Perspectivas de diversidad más allá del género. Porque la diversidad como valor es una característica del mindset de este tiempo que impregnó al mundo. Las compañías adhieren a la transparencia social, en donde las voces de la comunidad y los colectivos sociales estén espejadas en sus culturas corporativas. No sólo porque sea beneficioso para el negocio tener equipos diversos, sino porque el nuevo mundo no le hará lugar a los prejuicios, que han ido en contra de la humanidad y la división de las sociedades.

Trabajo remoto y colaborativo. Porque son las condiciones para el retorno al trabajo seguro, así como también son un paliativo financiero respecto de las inversiones en real state,movilidad y viajes. Este escenario impone no hablar más de balance de vida personal y laboral, sino de un nuevo equilibrio sobre el cual habrá que crear nuevos “contratos” y nuevas experiencias en los equipos de trabajo y en la familia. No son sólo espacios y tiempos diferentes, sino también entramados nuevos, producto de diseños organizacionales con los equipos ahora con más enfocados en generar impacto bajo un propósito compartido.

EX y UX es un mandato del Nuevo Normal. Porque tendremos que estar dispuestos a desafiar todos los procesos, poniendo al cliente en el centro. La palabra diseño es un concepto distintivo de esta era, que no sólo alude a un proceso sino a un mindset. “El diseño es un tipo de abordaje con disciplina para buscar, identificar y capturar valor”, (Design a Better Business). La aceptación y capilaridad con la que se incluyen las metodologías ágiles ponen al cliente, al usuario y al colaborador en el centro con empatía y entendimiento del factor humano en todos los negocios.

Data Based Management. Porque los criterios objetivos para tomar decisiones permiten consolidar de manera inequívoca la correlación entre variables del negocio y del comportamiento humano. El análisis de esta data eleva la calidad y la celeridad en las respuestas a los dolores del negocio. El nuevo paradigma incluye medir impacto positivo, horizontalidad y abundancia, cuando se trata de una compañía con mindset digital.

Estos serán los nuevos temas de conversación que mostrarán tu empleabilidad, tu mindset como parte de tu propuesta de valor.

“El trabajo se está transformando” es una frase que está en boca de todos. Muchos tenemos algunas opiniones formadas e ideas para aportar. También deseamos capitalizar el efecto colateral de eventos, como la pandemia, que no estuvo presente en ninguna planificación anticipada.

Sabemos que habrá robots que nos ayuden con trabajos pesados y repetitivos, que tal vez no retornemos al concepto de oficina que tuvimos, que tengamos que seguir acondicionando la mejor esquina del living o del dormitorio de casa, pero seguiremos siendo nosotros los protagonistas indiscutidos de todo.

 El nuevo normal vino para quedarse y es una oportunidad para preguntarte "cómo sería yo si empezara hoy".

 

 ¡Curiosidad y coraje es lo que estamos buscando!