Boston, MA — Cuando los Científicos Cristianos se reunieron en Boston, Massachusetts, el lunes 6 de junio para la asamblea anual de su denominación, enfrentaron una pregunta a la que muchas iglesias cristianas principales también se enfrentan: ¿puede la iglesia ser pertinente hoy en día?

 

Su punto de vista respecto a esta pregunta —como en casi todo lo demás— va en contra de la narrativa popular. “Hay un anhelo universal de experimentar profundamente el poder salvador de Dios”, dijo Margaret Rogers, presidenta de la Junta Directiva, de cinco miembros, de la Iglesia de Cristo, Científico, que tiene su sede mundial en Boston. “La demanda”, dijo ella, es tener una iglesia “que esté llena de vitalidad por su amor desinteresado, y que participe activamente en la auténtica curación cristiana de la humanidad”.

Para la mayoría de los Científicos Cristianos, esto no parece significar un mayor alcance o nuevos ministerios y programas. Significa ahondar en lo que sienten que aportan al mundo: la curación espiritual, basada en las enseñanzas de Cristo Jesús, que se espera que sea a la vez humana en espíritu y eficaz en los resultados. “Oramos”, explicó otro director, Allison W. Phinney, “porque la oración nos alinea con la manera en que funcionan las cosas realmente. Nos permite ver y sentir más del inmenso bien y el Amor divino que está aquí para nosotros y para la humanidad”.

Fundada hace 137 años por la líder religiosa Mary Baker Eddy, la Iglesia de la Ciencia Cristiana es una denominación cristiana basada en la Biblia.


 

Aunque es relativamente pequeña en número, la denominación tiene iglesias filiales en más de 60 países, y ha tenido un enorme impacto en el pensamiento cristiano por su insistencia en que la bondad de Dios no solo salva del pecado, sino que sana la enfermedad y el sufrimiento.

La diversidad del grupo se ve entre algunos de los nuevos funcionarios anunciados durante la reunión. La nueva Presidente de la Iglesia es Annu Matthai, de Bangalore- India. El nuevo Primer Lector —que dirige el servicio religioso de los domingos y las reuniones de testimonio de los miércoles en La Iglesia Madre en Boston— es Louis E. Benjamin de Hillcrest, KwaZulu-Natal, Sudáfrica. La nueva Segunda Lectora es Diane Uttley Marrapodi de Forest Hill, Maryland, EUA. Muchos miembros de la iglesia viajaron a Boston para las sesiones del lunes, mientras que otros siguieron las reuniones en vivo por Internet.

El tema de la reunión de este año —“La Iglesia: ‘sanando y salvando al mundo’”—se origina en la opinión de Mary Baker Eddy de que el cristianismo original de Cristo Jesús es sumamente pertinente para el mundo y su futuro, y que la iglesia debe ser una fuerza práctica a favor del bien en la vida cotidiana, trayendo esperanza y progreso espiritual a la humanidad. Un pequeño símbolo de esto es la prevista renovación de la plaza de la Ciencia Cristiana en el Back Bay de Boston. Los espacios al aire libre que rodean La Iglesia Madre serán renovados para que la comunidad pueda disfrutar mejor de ellos como un oasis ambientalmente sostenible en medio de la ciudad. Un compromiso a largo plazo de la denominación ha sido la publicación de The Christian Science Monitor, una fuente internacional de noticias que ofrece noticias diarias y semanales, en línea e impresas; noticias que tienen el propósito de arrojar luz, en lugar de atizar el fuego, sobre los importantes temas del día.

Durante la reunión, los miembros informaron acerca de las actividades en sus regiones, y aportaron ejemplos de curación de alrededor del mundo.

 

Por:       Richard Evans, Gerente de los Comités

 

Contacto: Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana, en Argentina Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.