¿Quién no fantaseó alguna vez con olvidarse para siempre de la celulitis? La adiposidad localizada es una enfermedad hereditaria y muy común en la población latina. Si bien está relacionada a la vida sedentaria y los hábitos alimenticios, particularmente a la cantidad de sodio que ingerimos, la predisposición genética y el género hacen que pocas mujeres puedan huir de la llamada “piel de naranja”.

 

Soledad E. Rosenfeld, directora médica de Cirugía Plástica Olivos, destaca algunas medidas que podemos implementar para reducir la celulitis: hacer ejercicio todos los días por lo menos 30 minutos, preferentemente aeróbico pero sin impacto; tomar 2 litros de agua sin sodio por día; no comer alimentos fritos, con exceso de sal ni embutidos; y hacerse masajes después de bañarse con crema hidratante

 

En relación a los tratamientos disponibles, la experta recomendó las siguientes alternativas:

 

•Mesoterapia. A través de micro agujas indoloras, la paciente recibe sustancias efectivas para combatir la celulitis, como la cafeína, la L-carnitina y la amblomitina, con el fin de que lleguen directamente a la dermis, que es la capa profunda de la piel, y evitar así la absorción errática con cremas. Se realiza una vez por semana en el consultorio y el resultado, si hay constancia, es muy bueno.

 

 

• Accent. Es un tratamiento complementario a la mesoterapia que constituye radiofrecuencia uni y bipolar. Consiste en aplicar calor de manera controlada en la dermis, lo que genera colágeno y tensa la piel. A partir de dos mecanismos, apoptosis, que es la muerte controlada de adipocitos, y colagenogenesis, que es el nacimiento de nuevas fibras de colágeno, resulta muy útil para mejorar la apariencia de la piel. Se lleva a cabo cada 15 días y cada sesión dura 40 minutos.

 

•Velashape. Es otra opción muy eficaz para combinar con la mesoterapia. También actúa con la radiofrecuencia, con infrarojo y vacumterapia, y utiliza un mecanismo de succión, que rompe con los tabiques que producen la celulitis. El único problema con el Velashape es que puede producir flacidez por la succión, por eso, no está indicado para todas las pacientes.

 

• Intervención quirúrgica. Esta técnica es la vedette de la adiposidad localizada y se emplea para casos específicos.

 

 

Finalmente, Rosenfeld resalta que ningún tratamiento para la celulitis está recomendado para embarazadas.

DOCSALUD