El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que el muro en la frontera con México seguirá construyéndose.

Las declaraciones de Trump llegan después de que la pasada noche los líderes demócratas en el Congreso anunciasen un acuerdo con el presidente para "plasmar pronto en la ley las protecciones previstas en el DACA y trabajar en un paquete de seguridad fronteriza, excluyendo el muro, que sea aceptable para ambas partes".

 

Trump negó la existencia de ese acuerdo y añadió que para ello "tendría que alcanzarse un acuerdo sobre una masiva seguridad fronteriza" y que "sería objeto de votación".

 

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ya había negado previamente que durante la conversación con los demócratas se acordase excluir la construcción del muro en la frontera con México.

 

"Se habló tanto del DACA como de la seguridad fronteriza, pero no se acordó excluir el muro", tuiteó Sanders, en referencia a una de las principales promesas electorales de Trump.

 

El 5 de septiembre Trump puso fin al Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que protegía de la deportación a cerca de 800.000 jóvenes indocumentados a los que sus padres llevaron a Estados Unidos cuando eran niños. El futuro de los "dreamers" (soñadores) quedó a partir de ahí en manos del Congreso.

 

 

Trump instó al poder legislativo a aprobar una solución antes de seis meses, que es cuando finaliza la prórroga que ha dado su administración para que empiecen a expirar los permisos temporales de estancia y de trabajo que concedía DACA y que se renovaban cada dos años. En agosto de 2019 habrán caducado todos.