El papa Francisco visitó en el último día de su estadía en México, la cárcel de Ciudad Juárez Centro de Readaptación Social (Cereso 3), desde donde criticó ante más de 750 presos la falta de un sistema de reinserción, y afirmó que es "un engaño social creer que la seguridad y el orden sólo se logra encarcelando".