El Ministerio de Energía de la Nación anunciará la liberación en el precio de los combustibles, medida que deja en manos de las refinadoras las decisiones vinculadas con los valores en los surtidores.

 

De esta manera, el Gobierno dejará de intervenir directamente en ese mercado aunque, con YPF como principal protagonista, se descuenta que será la petrolera estatal la que marque el ritmo de la competencia.

 

La medida se tomó después de 16 años de controles en los precios.

 

 

La cartera que conduce Juan José Aranguren anticipó el viernes a las refinadoras su decisión de dejar caer el acuerdo trimestral que regulaba los precios y que estaba basado en la necesidad de sostener el valor del barril de petróleo producido en la Argentina en torno de los 55 dólares.

Como se sabe, el precio del crudo se derrumbó en todo el mundo pero con el objetivo de evitar un alto impacto laboral en la Argentina las partes acordaron en su momento un precio sostén. En las últimas semanas, sin embargo, la cotización del barril se ubicó en los 58 dólares con lo cual el convenio dejaba de tener sentido para la cartera energética nacional.

 

¿Qué hará YPF?

 

Desde el próximo domingo los precios quedarán liberados pero, pese al retraso que existe respecto del tipo de cambio, no está claro si las petroleras aplicarán un aumento o si esperarán a ver la reacción de YPF a días de las elecciones parlamentarias.

 

Hace dos semanas, el presidente de Shell Argentina, Teófilo Lacroze, aseguró en una entrevista con La Voz que el precio del combustible está directamente vinculado con el valor del dólar norteamericano.

 

El último incremento en los surtidores se produjo en julio, cuando la divisa norteamericana se ubicaba en 16,45. Desde ese momento hasta aquí la cotización subió seis por ciento por lo cual ese porcentual sería el retraso nominal de los precios.

 

"Dólardependientes"

 

Los precios de naftas y gasoil “subieron en enero, bajaron en abril; subieron en julio y hasta acá el tipo de cambio promedio era 16,40 a 16,45 pesos, con lo cual, si hoy el dólar está en 17,50 pesos, tiene impacto en el precio”, indicó en su momento el directivo.

 

“El tipo de cambio influye todos los días, todos los días se pagan facturas de crudo al tipo de cambio del cierre del día anterior. Mientras haya atrasos en ese traslado, tenés impacto en la rentabilidad. Desconozco la rentabilidad de YPF, en Shell el atraso tiene impactos”, apuntó en aquel momento.

 

Expendedores

 

Para Gabriel Bornoroni, directivo de la Federación de Expendedores (Fecac) hasta ahora funcionaba una fórmula polinómica donde el Estado junto con las petroleras definían el precio bajo diferentes variables. "Ese método ya no funcionará más y estará librado al precio internacional del crudo. Ya estamos con los precios a nivel internacional en Argentina", comentó.

 

 

"Esto no supone un aumento en los precios porque hay que tener en cuenta la variable YPF, ninguna refinería se va a alejar para arriba o para abajo de lo que fije YPF", entendió el directivo.