En busca de sacar rédito en el epílogo del año, analistas del mercado desarrollaron para Ámbito Biz cuatro portafolios destinados a pequeños y grandes inversores con distintos grados de aversión al riesgo.

 

 

 

Barajar y dar de nuevo, reafirmar apuestas, ajustar estrategias, o edificar por primera vez un portafolio son algunas de las variantes con las que grandes y pequeños inversores afrontan cada inicio de trimestre. El objetivo de cada uno estará dado por su perfil, más conservador o más agresivo, aunque en ambos casos hay un principio que los podrá enlazar: el de la diversificación, regla de oro que aporta dosis de sustentabilidad y ayuda a reducir el riesgo. Ahora bien, no por eficaz este principio deja de ser complejo, por lo cual cobra relevancia la opinión de expertos a la hora de rebalancear o directamente armar una cartera.

 

A pedido de Ámbito Biz, un par de analistas planificaron 4 portafolios de inversión de cara al último tramo del año, un período marcado por las elecciones legislativas, que provocarán cierta volatilidad al mercado a medida que nos acerquemos al 22 de octubre, aunque en el marco de un escenario con poco margen para sorpresas luego de la foto que revelaron las PASO, y que confirman muchas encuestas (léase, buena performance del oficialismo, con victoria incluida en la provincia de Buenos Aires).

 

Con ese trasfondo político, sumado a un proceso de recuperación de la economía, hay ciertos factores que parecen mantenerse en el corto plazo. Una inflación persistente obliga al Banco Central a conservar al menos hasta fin de año un sesgo contractivo de su política monetaria, es decir, seguirán las altas tasas en pesos, hoy por encima del 27%. A su vez, el mercado ve que el tipo de cambio tenderá a la estabilidad: analistas lo ven en torno de los $ 18,20 a fin de año. En ese contexto, recordemos que en los primeros 9 meses del año, las Lebac de corto plazo ya rinden más de 20%, mientras que el dólar se aprecia 12%. Pero sin dudas la estrella del año es el segmento de renta variable: el Merval salta el 54% desde enero.

 

PERFIL CONSERVADOR

 

Para una cartera destinada a ahorristas minoristas (hasta $ 100 mil) y con un perfil conservador, el director de MB Inversiones, Diego Martínez Burzaco, sugiere un 75% de instrumentos con renta fija, y un 25% de activos con renta variable. Aconseja invertir un 45% en Lebac a 90 días "aprovechando la alta tasa de interés real", y un 30% en Bonar 2024 (AY24), que tiene "una TIR superior al 4% anual". El restante 25% del portafolio lo divide en acciones de Siderar (10%), y Tenaris (15%). En el primer caso, "si se acelera el repunte de la economía es uno de los papeles con mejores fundamentos". En el segundo caso, explica que Tenaris ofrece, por un lado, "cobertura cambiaria sobre todo porque se mueve por el contexto externo". Además, "si se mantiene la recuperación del petróleo debería impactar positivamente en sus números", añade.

 

Bajo el mismo perfil, pero para grandes inversores (más de $100 mil), el jefe de research de Cohen, Juan José Vázquez, recomienda apostar un 40% del capital en bonos en dólares del tramo medio, como el AY24, ya que el tramo largo "estará condicionado por una suba de tasas en EE.UU.". Recuerda también que los bonos del tramo medio "suelen verse favorecidos por una mayor demanda de personas físicas debido a la elusión del Impuesto a los Bienes Personales".

 

En segundo lugar, destina un 25% a los bonos subsoberanos en dólares y "dollar linked". "Si bien el spread de estos títulos respecto a los soberanos se ha achicado, sigue habiendo oportunidades, por ejemplo con Córdoba, Mendoza y Provincia de Buenos Aires; y en instrumentos que siguen la evolución del dólar, como Chubut 2019 y Ciudad de Buenos Aires 2019". Por último, sugiere asignar un 25% en Lebac cortas y de 190 o 220 días, "por liquidez y rendimiento", y un 10% en el Fondo "Integrae Acciones" de Cohen, que replica el Merval.

 

PERFIL AGRESIVO

 

Para aquellos inversores minoristas que toleran más el riesgo y buscan mayores retornos, la recomendación de expertos es ampliar posiciones en renta variable. Martínez Burzaco plantea la siguiente cartera: un 25% en acciones del Banco Patagonia, "la entidad más atrasada del mercado respecto a sus pares"; un 20% en Boldt, que "si bien subió mucho es un papel sólido con buenas expectativas ante inversiones en el sector de telecomunicaciones"; un 15% en Grupo Concesionario del Oeste, con "previsibilidad en los flujos, en un contexto de aumento de tarifas, y extensión del plazo de su concesión"; un 10% en YPF, "apostando a la recuperación del crudo y a la liberación de Vaca Muerta para recibir inversiones". Y el restante 30% lo sugiere invertir en Lebac a 120 días (20%); y en DICA (10%).

 

A diferencia del director de MB Inversiones, Vázquez le asigna más espacio a los activos de renta fija en un portafolio para grandes jugadores: 35% en bonos soberanos en dólares (AY24, DICA); 25% en Lebac a largo plazo; 15% en bonos subsoberanos en dólares (CO26, PBJ27, PMY24); un 5% en Fideicomisos semisenior (clase B o C, con TIR de 32%); un 10% en acciones y otro 10% en FCI "Integrae Acciones" de Cohen. Entre los activos en renta variable elige en partes iguales a Supervielle, que "cotiza a una relación precio/ganancias esperadas para 2018 por debajo del promedio de los bancos latinoamericanos"; a Pampa Energía, la acción "más barata" del sector energético; a Mirgor, con "buenas perspectivas para 2018 al profundizar relación con Samsung y mejorar su negocio automotor"; y a Cresud, que "cotiza a un descuento del 43% con relación al valor de sus campos".

 

FUENTE: AMBITO