0
0
0
s2sdefault

La Cooperativa de Obras Sanitarias (COS) se consolida en el servicio de recolección de residuos patogénicos, contando desde 1991, para la ciudad y la región, con uno de los tres sistemas de tratamiento y disposición final habilitados por la Provincia, mediante termodestrucción; en tanto los dos restantes ofrecen destrucción por autoclave.

 

La entidad se ha sumado a la Cámara Argentina que nuclea a los servicios de tratamiento de residuos patogénicos, un espacio institucional que promueve la capacitación constante y el uso de la tecnología adecuada para la protección ambiental en la materia, conforme la legislación vigente.

 

La COS posee un sistema de recolección y disposición final de residuos patológicos que integra a generadores de Venado y la región. Cuenta con personal especializado que recolecta y manipula los recipientes contenedores con una moderna unidad de recolección adaptada según las disposiciones reglamentarias para el tratado de este tipo de residuos. El sistema de gestión integral implica, además de la capacitación, el manejo de residuos mediante un programa con el que se trabaja con los generadores (hospital, sanatorios, centros de salud, consultorios odontológicos) que los concientiza sobre la separación responsable en origen, en cuanto a las condiciones y seguridad.

 

Las tareas de concientización obligan al generador de residuos a separar las piezas anatómicas y el material patológico de aquellos elementos descartables que contengan plástico, tales como bolsas de suero o sangre.

 

Al momento de retirar estos residuos, ya fueron colocados en bolsas precintadas de alta seguridad, color rojo, las que son introducidas en recipientes especiales para material infectante, colocadas en el transporte y trasladadas hasta el horno pirolítico ubicado en el predio que la COS tiene en la sudeste de la ciudad, donde están las lagunas de tratamiento de líquidos cloacales. Las bolsas conteniendo los residuos patológicos son incineradas, lo que permite reducir el impacto ambiental del material dispuesto como residuo común.

 

En la actualidad se incineran unos 11 mil kilos mensuales de residuos patogénicos y atento a la mayor demanda está en proceso de habilitar otro horno en el mismo predio (entre mayo y junio de este año), para evitar la sobrecarga en el horno original.

 

 

 

Termodestrucción

 

El proceso de termodestrucción por horno pirolítico somete el material patogénico a una temperatura de 800 grados en cámara primaria y 1.200 en cámara secundaria.

 

El horno cuenta con un sistema de lavado de humo, lo que controla la emisión de sólido particulado. Funciona con gas licuado de petróleo y tiene una capacidad de carga de 70 kilos. Las cenizas resultantes son dispuestas en lozas de concreto para utilizarlas luego en tareas internas de compactación, cerrando el círculo creado para evitar la contaminación ambiental.

 

Hoy el horno de la COS brinda servicios de retiro a generadores de Santa Isabel, Villa Cañas, Teodelina, Rufino, Sancti Spiritu, Amenábar, San Gregorio, María Teresa, Diego de Alvear, Hughes, Wheelwright, Firmat, Elortondo, Carmen, Chovet, Arias, Murphy y Venado Tuerto y dado que son muy pocos los hornos habilitados en la Provincia, en caso de necesidad se presta servicio a ciudades como Santa Fe y Rosario.

 

Con este servicio la COS se posiciona como polo de saneamiento, sumado a las prestaciones de agua potable y tratamiento de líquidos cloacales.

 

 

 

FOTOS (GENTILEZA DIARIO EL INFORME)

FUENTE: EL INFORME- PRENSA COS