0
0
0
s2sdefault

El control electrónico de estabilidad y tracción estará disponible en el 100% de las configuraciones de la pickup, que además suma versión con 6 airbags.

A partir de junio, la Chevrolet S10 está llegando a los concesionarios en su versión más completa y segura. Entre las principales innovaciones están los sistemas de control electrónico de estabilidad y tracción disponibles ahora también en la S10 Cabina Simple, y en cuanto a la versión tope de gama HC (High Country) suma airbags laterales y de cortina en adición a los frontales que ya tenía.

Además, las versiones LTZ y HC, equipadas con llantas rodado 18, incorporan como rueda de auxilio la misma llanta de aleación, completando así las 5 ruedas con las mismas características.

La Chevrolet S10 está equipada con el potente motor 2.8 Turbo Diésel que eroga 200 CV a 3600 rpm, con torque de 440 NM en versiones manuales y 500 NM en las automáticas. En Argentina, se comercializa en cabina simple y cabina doble y 4 niveles de equipamiento: LS, LT, LTZ y la tope de gama High Country (HC) en versiones 4x2 y 4x4.

Además de la fuerza y la robustez, la pickup de Chevrolet se destaca por la sofisticación y los elementos de seguridad y los sistemas de conectividad total, como el multimedia MyLink (compatible con Android Auto y Apple CarPlay) y OnStar, disponible en las versiones LTZ y HC, que ofrece servicios de Emergencia, Seguridad, Navegación, Conserjería y Diagnóstico avanzado con sólo tocar un botón en el espejo del vehículo o a través de una aplicación para smartphone.

Además, se destaca el alerta de cambio de carril y el alerta de colisión frontal, presentes en las configuraciones LTZ y High Country, brindando mayor seguridad en el manejo y colaborando en la prevención de accidentes.

Asimismo, posee en todas sus versiones, dirección con asistencia eléctrica, que permite una capacidad de respuesta más rápida y precisa, así como un menor esfuerzo en maniobras.

Además, posee asistente de arranque en pendientes (HSA) y el de descenso (HDC). En cuanto al asistente de arranque en pendientes, no permite que el vehículo retroceda en salidas empinadas y el asistente de descenso controla la velocidad en descensos bruscos sin la necesidad de intervención del conductor, proporcionando mayor control del vehículo.

Cuenta además con encendido automático de luces, asiento del conductor con ajuste eléctrico, sensor de lluvia, espejo retrovisor central electrocromático, cámara de visión trasera para ayuda en maniobras, sensor de estacionamiento delantero, sistema de audio premium de alta definición, rebatimiento eléctrico de los retrovisores externos.