0
0
0
s2sdefault

 La comida chatarra es un estilo de alimentación en el que los platos se preparan y se consumen mucho más velozmente que en un restaurante común y corriente. Este tipo de comida se sirve en establecimientos especializados -generalmente puestos callejeros o “fast food”-.

Si bien este modo de comer se ha popularizado mucho en los últimos tiempos, muy pocos conocen su historia. A continuación, te contamos un poco más sobre el origen y la evolución de la comida rápida:

 

 

Origen

Aunque parezca algo extraño, los orígenes de la comida rápida se encuentran en la antigua Roma, en los puestos callejeros donde se vendían panes planos con olivas o falafel para comer al paso. Sin embargo, no es hasta 1912 cuando se abre el primer “automat” en Nueva York; este innovador local ofrecía sus platos detrás de una ventana de vidrio con una ranura para depositar el pago. De esta manera, la empresa popularizó este sistema y extendió su famoso slogan “menos trabajo para mamá”.

 

La producción en cadena

 Quienes finalmente terminaron por acelerar el proceso de elaboración de la comida para que pudiéramos denominarla “fast food”, fueron los hermanos McDonalds. Ellos se inspiraron en el fordismo, sistema de producción que ya había cambiado completamente la industria del automóvil, e introdujeron la producción en cadena conocida como “Speedee Service System”. Con este método, los empleados sólo intervenían en contadas ocasiones en el producto final. Hoy en día, McDonald’s se ha popularizado tanto que su nombre se convirtió en sinónimo de hamburguesas y de comida rápida, contando, además, con su propio servicio online de McDelivery.

 

Características de la comida

 

Una de las particularidades de este tipo de comida es que puede consumirse sin cubiertos, brindando la posibilidad de comer de manera cómodo prácticamente en cualquier lado. Otra característica importante es que la mayoría de los establecimientos de comida rápida no cuenta con servicio de mozo, sino que cada cliente se encarga de hacer su pedido en la caja y luego llevarlo a la mesa. Sin embargo, todos los locales disponen de personal de limpieza que se encarga de recoger y limpiar las mesas.

 

Platos más populares

 Los platos de comida rápida más clásicos son, entre otros, la pizza, las hamburguesas, el pollo frito, los tacos, los sándwiches de todo tipo, las papas fritas, los aros de cebolla, los famosos “hot dogs” o panchos, y el choripán -en Argentina particularmente-. En la actualidad, las personas han aumentado en gran medida el consumo de este tipo de alimentos, obligadas por un ritmo de vida cada vez más acelerado.