0
0
0
s2sdefault

La selección del color en todo proyecto de diseño es capaz de influenciar su éxito o fracaso. Hay que subordinarse a las tendencias y al estilo de producto a elaborar y a muchos otros aspectos que pueden hacer que este proceso sea bastante más complejo. 

Para no perderse frente a la gran cantidad de posibilidades, hay seis máximas que toda marca debe recordar y que el sitio Merca2.0 destaca:

Apropiarse del color

Toda marca, institución, producto o persona se tiene que apropiar del color y eso es responsabilidad del diseñador encargado del proyecto.

Buscar que el color describa un contexto

Todos los colores poseen una naturaleza que surgió del algún contexto social, esto hace que debamos ser conscientes de todo lo que está cerca y que relaciona al producto al que se debe aplicar una paleta de color.

Pensar en el color desde diferentes perspectivas

Elegir un color se relaciona con el tipo de soporte en que será colocado, puede necesitar impresión -CMYK (cyan, magenta, amarillo, negro)- y existen tintas para diferentes tipos de superficies. Por otro lado, puede tratarse de un diseño web que necesita comprenderse en la pantalla RGB (rojo, verde, azul).

El color genera sensaciones

Los colores producen sensaciones y reacciones que producen en la percepción de las personas a nivel mental, por lo que hay que tener en cuenta lo que provocan ciertos colores. Existen teorías diferentes que aseguran que los colores llevan a estados de ánimo y hay que investigarlas correctamente. 

Influencia del color

El color influye en la memoria de las personas, ninguno carece de significado, el efecto de cada color está determinado por su contexto, el color de una vestimenta, por ejemplo, puede llevar a estados de ánimo determinados.

Aunque no lo veamos, el color siempre está presente

El cerebro está configurado para darle un tratamiento prioritario y especial al procesamiento del color. Si bien el color no lo es todo, sí juega un papel primordial en el marketing por lo que debe ser considerado con especial cuidado por los profesionales del diseño, de la comunicación o del marketing.