0
0
0
s2sdefault

Escuchamos a menudo que el Coaching es una moda, y hay quienes hasta presumen “tener su coach”, una especie de cachorrito, o amuleto de la suerte (aunque hay quienes lo hacen con cariño y respeto, incluso hemos sido presentados a otras personas como “su coach” y se los agradecemos, claro).

Sin embargo, desde Inifinity Coaching sostenemos que esta disciplina que ha emergido con mayor presencia en el último tiempo en nuestro país, pero no es tan nueva como algunos creen, lejos de ser una moda es un modo de vida.

Y sostenemos nuestra afirmación desde la misma definición de Coaching Ontológico: disciplina que trabaja en el “entrenamiento del ser” (del “estar siendo” para ser más asertivos) de las personas para ampliar su capacidad de acción efectiva, y como resultado, alcanzar objetivos que hasta el momento no estaban pudiendo alcanzar. Y esto se logra mediante conversaciones, en la que el Coach llevá al Coachee (o cliente), dentro de un marco de ética y confidencialidad, a revisar su modo de observar su realidad y lo desafía a descubrir nuevas maneras de ser y hacer, para así tener resultados extra-ordinarios.

Cada día, con nuestros clientes, ratificamos que el Coaching es para todos: emprendedores, empresarios, amas de casa, profesionales de todas las áreas, gerentes, subalternos, sin importar la condición laboral/profesional de la persona. Esto se debe a que el Coaching potencia y desarrolla lo que los seres humanos tenemos naturalmente, llevándonos a una situación de mayor bienestar con nosotros y por ende, se extiende a todos nuestros ámbitos de acción y presencia.

Es importante no dejar de mencionar que los resultados obtenidos están en relación directa con el compromiso con el que cada coachee elija asumir este camino. Y sobre el compromiso estaremos compartiendo un nuevo artículo.

“Nada cambió. Yo cambié. Todo cambió”

BeInfinity