Las podrán usar los presos de los pabellones de buena conducta y sus familiares, sólo durante los horarios de visita. El verano pasado hubo una fuerte polémica por este tema

Todas la cárceles de la provincia podrán tener piletas de lona para que disfruten los presos de buena conducta junto con los familiares que van a verlos, pero sólo durante el momento de las visitas.

 

Así lo reglamentó la Secretaría de Asuntos Penitenciarios, según confirmó al programa Radiópolis, de Radio 2,el titular de la repartición, Pablo Coccocioni.

 

El verano pasado se generó una fuerte polémica cuando trascendió una foto en la que se veía a dos presos, uno de ellos barra brava de Colón, posando al lado de una pileta en la cárcel de Coronda.

 

Cococcioni dijo que “al no haber un reglamento que diga lo contrario” que haya piletas no es nada ilegal y que lo que se busca con la resolución es ordenar esa situación.

 

La idea es “evitar cualquier situación de trato desigual”, como que se autoricen las piletas en algunas cárceles y en otras no, o que sólo algunos presos tengan acceso a ellas.

 

Lo que se definió es que las piletas se pueden armar en los pabellones de buena conducta y sólo durante las visitas, para que las disfruten los presos y sus familiares.Terminado el horario correspondiente, se desarmarán.

 

Además, advirtió que “si hay problemas de conducta se revoca el permiso”.

 

Fuente: ROSARIO3