La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia, realizó este fin de semana controles de alcoholemia a 930 conductores en diferentes rutas del territorio santafesino, de los cuales 45 arrojaron resultados positivos.

 

En la oportunidad, se labraron 175 actas de infracción y se remitieron 22 vehículos a los distintos corralones municipales.

 

En ese marco, el director de Coordinación Interjusrisdiccional de la APSV, Gustavo Sella, recordó que “los fines de semana representan uno de los momentos más críticos en siniestralidad vial, por los que la APSV continúa reforzando su presencia con agentes viales en zonas de recreación nocturna, a fin de evitar que los conductores se pongan en riesgo a causa del consumo de alcohol”.

 

LOS OPERATIVOS

Los procedimientos se llevaron a cabo en las regiones centro norte y sur de la provincia y estuvieron a cargo de la Policía de Seguridad Vial (PSV), con la participación de agentes coordinadores de la APSV e inspectores de tránsito locales.

 

 

Algunos niveles de alcoholemia encontrados excedían en gran medida el permitido por la ley nacional de Tránsito, correspondiente a 0,50 gramos de alcohol en sangre.