Los trabajadores municipales recibieron una nueva oferta salarial este lunes en la reunión paritaria con intendentes y presidentes comunales de la provincia. El encuentro no alumbró un acuerdo, aunque las partes volverán a encontrarse el jueves al mediodía para continuar las conversaciones.

 

Dirigentes de la Festram indicaron al término de la reunión que el ofrecimiento mejora la propuesta anterior pero no termina de conformar a los representantes de los trabajadores: consiste en un 24 por ciento en dos cuotas de 12 por ciento en marzo y julio, más una cláusula gatillo para el caso de que la inflación supere esos porcentajes.

 

En representación del Municipio venadense, el secretario de Gobierno Jorge Lagna aseguró que más allá de los ofrecimientos y plazos, “la idea novedosa de esta paritaria es el salario mínimo garantizado, que al que menos tiene se le garantiza una cantidad de dinero que supera los porcentajes en que se va a cerrar la paritaria”.

 

Otros temas de la agenda, también fueron abordados por el funcionario local en diálogo con LT29: “El tema del blanqueo del 3 por ciento de la suma no remunerativa del año pasado, las asignaciones familiares que la Provincia tiene congeladas desde hace muchos años, son temas complicados. Se avanzó mucho, no llegamos a un acuerdo y decidimos seguir trabajando en lo técnico estos días y reunirnos el jueves. Soy optimista que podemos arribar a un acuerdo antes del fin de semana”.

 

A grandes trazos, los intendentes y presidentes comunales subieron la oferta y la emparentaron a la de la Provincia, aunque algunos ítems planteados “escapan al acuerdo provincial, y no los damos a publicidad porque no terminamos de trabajarlos con los paritarios de Festram”.

 

Planteo de las comunas

 

Con todo, según Lagna, “la idea es cerrar el jueves; el plenario nuestro fue muy duro, con un planteo muy fuerte de las comunas, que estuvieron firmes, hasta en la posición de no seguir en la paritaria si las cosas no van de una determinada manera; por fortuna logramos pacificar esa situación después de mucho debate”.

 

Lo cierto es que después de un intercambio de más de tres horas, previo al encuentro con la Festram, se buscó una posición consensuada “para salvar la paritaria”, intentando conciliar posiciones por tratarse de un régimen unificado.

 

“Ellos plantearon crudamente como dos paritarias, que veo inviable desde los planos jurídico y político. Son muchas las inequidades y diferencias, y es por eso que se nos hace muy difícil arribar a un número final. Los paros inciden muy fuerte en municipios como el nuestro, donde se brindan todos los servicios; pero en las comunas, con algún personal contratado, o con diez o quince empleados que tienen relación muy directa con el jefe comunal, prácticamente no se sienten”, comparó.

 

Las comunas tienen tres representantes en la mesa paritaria, que deben contemporizar una postura que englobe a su vez a más de 360 localidades, con escalas y realidades diversas.

 

“Para algunos es fácil llegar a un acuerdo, pero para otros es imposible. Y no puede haber empleados comunales de primera y de segunda”, sintetizó Lagna.

 

 

Fuente: Lt29- Prensa MVT