El ministro de Salud, Miguel González, participó este viernes del lanzamiento de la campaña de vacunación antigripal destinada al grupo de riesgo de la comunidad santafesina, cuyo objetivo es disminuir complicaciones y muertes al evitar la circulación de la enfermedad.

 

La misma se llevó a cabo en dependencias de la cartera sanitaria en Rosario, en el Día Mundial de la Salud, y una actividad similar se realizará este lunes, a las 9 horas, en la sede del Ministerio de Salud en Santa Fe, Juan de Garay 2880.

“La cantidad de dosis que necesita la provincia de Santa Fe para cubrir el grupo de riesgo que puede desarrollar complicaciones si se infectan con influenza alcanza las 580.000 dosis”, señaló la subsecretaria de Gestión Territorial Primer y Segundo Nivel de Atención, Andrea Uboldi.

En este sentido, precisó que “actualmente llegaron unas 177.000 dosis de vacunas y, en una primera etapa, se concretó la prevención de los equipos de salud, tanto de los efectores públicos como de los privados”.

Por su parte, el director provincial de Epidemiología, Julio Befani, remarcó la importancia de inmunizarse contra el virus de la gripe A H1N1, “en este tiempo porque aún la enfermedad no presenta circulación entre la población”.

 

LA VACUNA

Desde la cartera sanitaria destacaron que la vacuna contra la gripe es destinada de manera excluyente a las personas que integran el grupo llamado de riesgo.

La vacuna contra la gripe o influenza integra el Calendario Nacional de Vacunación y deben recibirla aquellas personas que sufren el riesgo de complicaciones de la salud con la frecuencia de dosis que se suministran una vez al año.

“Hablamos de niños en edades comprendidas entre 6 y 24 meses inclusive; las embarazadas en cualquier trimestre de gestación; las puérperas hasta el egreso de la maternidad, como máximo a 10 días del parto si no la recibieron durante el embarazo; las personas de entre 2 y 64 años inclusive, con factores de riesgo como enfermedades cardíacas, respiratorias, renales crónicas, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otras; todas las personas mayores de 65 años; y el personal de salud”, señaló Uboldi.

 

RECOMENDACIONES

La gripe se manifiesta a través de un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que pueden ser leves o moderados. En la mayoría de los casos, los pacientes no tienen dificultades graves. Sin embargo, el riesgo de desarrollar complicaciones -la más frecuente es neumonía- aumenta entre los grupos de riesgo.

Para evitar la gripe se recomienda:

>> Lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón, especialmente al regresar a la casa luego del trabajo, la escuela o alguna salida. Si no se cuenta con agua, se puede utilizar alcohol gel al 70%.

>> Evitar la concurrencia a espacios cerrados con mucha gente porque favorecen el contagio de infecciones respiratorias.

>> Ventilar bien la casa y los espacios laborales o escolares cuando sea posible.

>> Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar (preferentemente con el codo) y utilizar pañuelos descartables.

>> Vacunarse si se pertenece a un grupo de riesgo.

DESAYUNO SALUDABLE Y SANOS CONSEJOS

La campaña de vacunación se lanzó durante un desayuno saludable realizado en la ciudad de Rosario, oportunidad que se aprovechó para subrayar hábitos de vida saludable.

González afirmó que una alimentación saludable comienza efectivamente con el desayuno, puesto que es una de las comidas más importantes del día, aunque la elección de la ingesta depende del hábito de cada persona.

 

“Felizmente en estos tiempos es mucha la gente que tomó conciencia de la importancia de hacer actividades físicas y las hace con mayor frecuencia. Cuando los hábitos sanos se convierten en proceso, provocan una vida más saludable”, puntualizó.

 

El ministro sostuvo además que al momento de alimentarse la gente tiene cada vez más en cuenta qué debe comer y cómo cocinar los alimentos, lo que repercute en un mayor cuidado de la salud.

 

Respecto del uso de la sal, el titular de la cartera sanitaria recordó que es saludable producir una reducción en el consumo. Además, puso énfasis en evitar el consumo de alimentos con muchas calorías y pocos nutrientes como las llamadas “comidas chatarra o de elaboración rápida”, pues contienen exceso de grasas saturadas consideradas perjudiciales para la salud.

 

“Existe la idea -continuó- que en la salud pública se gasta menos cuando la gente acude a los centros de salud; parece que no es tan así. Lo que sucede es que la gente se enferma menos y haber reducido la cantidad de enfermos es el resultado de un trabajo basado en haber involucrado a un mayor número de trabajadores de la salud que actúan próximo a los domicilios en los que se aconsejan diversas medidas preventivas. Eso fue lo que provocó una inversión importante en materia de salud y termina por ser más económico porque invertir en prevención provoca mejoras en casi todos los indicadores de salud”, concluyó.

 

OTRAS VACUNAS

En la delegación Rosario del Ministerio de Salud, se instaló uno de los equipos del Programa Provincial de Inmunizaciones, para efectuar vacunaciones. “Además de la vacuna contra la gripe contamos con vacunas contra la Fiebre Hemorrágica Argentina y contra la Hepatitis virus B”, explicó la directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Patricia Morales.

 

 

Del encuentro también participó el secretario de Recursos Humanos y Planificación, Jorge Márquez.