La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia, coordinó múltiples procedimientos de alcoholemia durante este sábado y domingo. Durante los mismos, se controlaron 1086 vehículos y se registraron 49 conductores con una graduación alcohólica superior a la permitida por ley.

 

En la localidad de Pérez, sobre la ruta nacional 33, se detectó un conductor con la elevada graduación alcohólica de 2,53 gramos de alcohol por litro de sangre, siendo el mínimo permitido 0,5 g­­/l de alcohol en sangre para conductores de automóviles.

 

Asimismo, dos conductores profesionales dieron positivo al test con valores de 0,52 y 1,82 g/l, cuando para este tipo de conductores la tolerancia es cero.

 

Los operativos de control se realizaron en diferentes horarios durante viernes, sábado y domingo en rutas pertenecientes a las jurisdicciones sur, centro y norte de la provincia. Como resultado, se labraron un total de 227 actas por distintas infracciones.

 

De los procedimientos participaron agentes de la Policía de Seguridad Vial (PSV), personal coordinador de la APSV e inspectores locales de los distintos municipios intervinientes.

 

Al respecto, el director provincial de Coordinación Interjurisdiccional de la APSV, Gustavo Sella, sostuvo que “el consumo de alcohol en la conducción es uno de los factores que más inciden en la siniestralidad vial y, en este sentido, resulta fundamental que reforcemos la vigilancia de esta conducta en los principales caminos y accesos de la provincia”.