En los procedimientos se registraron 32 alcoholemias positivas y se labraron 350 actas por diferentes infracciones. 

                                 

 

                                 

               

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad, llevó a cabo durante este fin de semana largo, 1770 controles vehiculares y de alcoholemia en rutas y accesos del territorio santafesino. Los resultados arrojaron un total de 32 alcoholemias positivas y 350 actas labradas.

 

El mayor nivel de alcohol en sangre se registró en la localidad de Villa Constitución, sobre la Ruta Nacional 177, donde un conductor circulaba con una graduación alcohólica de 2.74, cuando el máximo permitido es de 0.5 para automovilistas.

 

Gustavo Sella, director provincial de Coordinación Interjurisdiccional de la APSV, enfatizó que “durante los controles de alcoholemia pudimos detectar un conductor con una graduación alcohólica de 2.74, que es más de cinco veces lo permitido. Esta persona era una clara amenaza para su vida y la de los demás, por lo que haberlo retirado de la vía pública da cuenta de la importancia de la realización de este tipo de controles”.

 

 

Los operativos de control se realizaron en diferentes horarios los días sábado, domingo y lunes, en rutas pertenecientes a las jurisdicciones sur, centro y norte de la provincia donde se labraron un total de 350 actas por distintas infracciones. De los procedimientos participaron agentes de la Policía de Seguridad Vial (PSV), personal coordinador de la APSV e inspectores locales de los distintos municipios intervinientes.