0
0
0
s2sdefault

A poco más de dos meses de su lanzamiento, los cheques electrónicos avanzan a paso firme en el circuito financiero. Los denominados "e-check" le facilitan la vida a los usuarios, ya que lo pueden enviar y recibir a través de los canales digitales.

Promovido por el Banco Central para simplificar las operaciones y reducir costos, la norma obliga a las entidades a recibir depósitos de e-checks. La emisión, que no es obligatoria, está disponible para cuentas corrientes y apunta a transacciones más ágiles, transparentes y simples.

"Hoy día, cualquier error en el endoso provoca que el cheque papel sea rechazado y muchas veces termina venciendo. Entonces, hay que salir a buscar a quien lo libró para que lo vuelva a emitir, lo cual dilata los tiempos una enormidad", detalla a iProUP, Ezequiel Passarelli, director de Impuestos de SCI Group.

Según la autoridad monetaria, el e-check es una gran fuente de financiamiento y tiene especial relevancia en el sector de las pequeñas y medianas empresas porque:

- Facilita su negociación, que se realiza de manera electrónica y remota

- Reduce costos operacionales, de traslado y verificación de documentos

- Mantiene el carácter de título ejecutivo, por lo cual tiene validez legal

Para Esteban Lett-Brown, CEO y fundador de Chequeas, plataforma que verifica el estado de este instrumento de pago, "la implementación tiene grandes ventajas en un país como Argentina, donde las distancias geográficas son grandes y, en caso de tener un cheque rechazado, es un problema muy grande contactar al emisor para devolverle el papel físico".

¿Qué dicen los bancos?

Si bien todo está listo para que cualquier entidad financiera pueda operar con cheques electrónicos, tres bancos han puesto primera y avanzan a paso firme: Galicia, Supervielle e Hipotecario.

 Sus beneficios son múltiples:

 

- Simplificación de la operatoria de emisión, endoso, negociación

 

- Circulación a través de canales digitales

- Realización de endosos sin límite

- Baja de los costos operativos (en comparación con el cheque tradicional)

- Mayor seguridad y efectividad

- Reducción de los motivos del rechazo

Se impone el uso de e-check entre los profesionales y empresas para reducir la cantidad de cheques rechazados

"En Supervielle vemos al cheque electrónico como una oportunidad comercial y eficiente para simplificar la operatoria de nuestros clientes y agilizar sus transacciones", explica a iProUP Gabriel Grasso, gerente de cash management del Supervielle.

A diferencia de otros bancos, en esta entidad no solo apuestan a brindar las funcionalidades solicitadas en la primera etapa (el depósito) sino también la emisión, endoso y/o custodia.

Al día de hoy, los clientes del Supervielle emitieron más de 1.000 e-checks. "En breve, presentaremos nuevas ventajas: descuentos de cheques electrónicos, su uso bajo el esquema del servicio de pago a proveedores y aceptación como medio de pago en servicios de recaudaciones para cancelar una factura electrónica", suma el ejecutivo.

También desde el Galicia aseguran estar "sorprendidos" no sólo por la cantidad de empresas que ha comenzado a probar el sistema, sino también por el uso que le están dando aquellas que ya lo habían adoptado para su operatoria diaria".

 "El volumen se viene incrementando. Los montos son mayores, al igual que la cantidad de emisiones y los depósitos día a día", asegura a iProUP Roberto Lopresti, Product Owner de Cheques en Banco Galicia.

 

 Asegura que las sucursales que los adoptaron reemplazaron el 95% de sus cheques físicos por digitales. Parte de esto tiene que ver con la "evangelización" que lleva adelante el banco, por la cual dan a conocer los atributos de estos valores y la forma de operar.

 

 Al eliminar la administración del físico, pudo bajar a la mitad los motivos de rebote: con el digital se limita a la falta de fondos y se evitan los rechazos burocráticos (como letra ilegible o errores en fechas). También se incorpora la trazabilidad de los documentos.

 

 "La emisión y depósito 100% digital facilitan la operatoria diaria de los clientes al evitar filas y traslados, logrando mayor comodidad, agilidad y seguridad, ya que se descarta la posibilidad de pérdida o robo. Por otro lado, mejora la cadena de pagos, pues se incorporan endosos ilimitados como gran ventaja frente al cheque físico", señala Lopresti.

 

 En apenas dos meses, el Galicia ya cuenta con más de 500 clientes que optaron por esta solución, quienes gestionaron aproximadamente 2.000 e-checks por montos cercanos a los $150.000 millones entre emisiones y depósitos.

 

Las claves: seguridad y trazabilidad

Además de la mayor agilidad en el procesamiento, esta nueva modalidad genera mayor seguridad en la gestión comercial, ya que se evitan tanto los problemas de falsificación y adulteración como su extravío.

Para Sebastián Stranieri, CEO de la empresa de seguridad informática VU, este tipo de soluciones permite verificar si el documento es real y su originario quien dice ser, hasta su completa trazabilidad.

"De esta forma, el emisor, receptor, el procesador y el agente de recaudación pueden tener visibilidad de la transacción. También simplifica trámites o procesos, como una denuncia o, por ejemplo, evita la pérdida por parte de la persona o empresa que reciba el documento", asegura.

Y añade: "El uso de machine learning permite que la solución aprenda de forma constante para que sea cada vez más efectiva". Además, la digitalización posibilita llevar un control y generar estadística en base a la emisión y trazabilidad para reducir estafas.

Desde Chequeas aseguran que, sólo en agosto se pudieron evitar decenas de estafas de cheques apócrifos al validar los datos del librador. "La digitalización es clave para evitar estos casos. Además, se ahorra en costos y se eliminan los vicios formales, como una firma mal puesta o una fecha errónea, que muchas veces son malintencionados para ganar tiempo", apunta.

"Su implementación es un desafío pero no deja de ser parte de la evolución inherente a la transformación digital, tanto para las instituciones como para los ciudadanos", agrega Stranieri. Y completa: "La adopción de nuevas tecnologías es una de las acciones que repercutirán de manera positiva en el ecosistema y que ya se discuten en las mesas del BCRA y pronto en la Comisión Nacional de Valores".

"En un futuro, buscamos que los bancos provean una API que facilite la interacción con herramientas como la nuestra para facilitar la integración y acelerar la adopción", completa Lett-Brown.

Pagaré, otro instrumento digitalizado

En un escenario que avanza hacia modelos innovadores, el Mercado Argentino de Valores (MAV) lanzó su sistema de pagaré digital, al que se accede a través de la plataforma FinanciaClick, creada junto con el Mercado a Término de Rosario (Rofex) y la Cámara Compensadora Argentina Clearing.

Según explica a iProUP Fernando Luciani, CEO del MAV, las empresas necesitan en el esquema tradicional "una cuenta con un agente de bolsa y deben conformar un pesado legajo, mostrar pilas de papeles y actuaciones notariales. Pero, con este nuevo instrumento y en muy pocos minutos, pueden hacerlo directamente desde la PC o el teléfono".

Al tener la documentación online, puede elegir con qué participante del sistema compartir datos y solicitar créditos directamente desde Internet. "También selecciona los plazos, monedas y montos. El agente lo valida y envía a una Sociedad de Garantía Recíproca para avalarlo. Todo esto está interconectado con los sistemas de trading del MAV", detalla.

En términos de beneficios, lo más importante es lo que significa en cuanto al ahorro de costos, además de simplificar procesos. "La comisión es muy baja y lo principal es la tasa de descuento, muy inferior a la del mercado", apunta Luciani.

La sociedad de garantía recíproca (SGR) Garantizar avaló recientemente el primer pagaré digital de la Argentina. Este instrumento ofrece financiamiento a mediano plazo (hasta 36 meses) en moneda local o en dólares.

"Cualquier Pyme, independientemente del lugar en que se encuentre, puede utilizarlo, ya que todo el proceso es 100% digital. Esto conlleva además una reducción sustancial de los costos asociados a la emisión", afirma a iProUP Darío Wasserman, presidente de Garantizar.

Finalmente, para Fornari, de Liveware, se trata de "una iniciativa privada para agilizar los procesos de financiamiento bajo la forma jurídica del pagaré. Al ser absolutamente digital, ofrece una notoria reducción de tiempos a la hora de pedir financiamiento y posibilita conseguir mejores condiciones crediticias".