Para todas las empresas, es fundamental contar con un sistema contable confiable. El control riguroso y actualizado de la economía de la compañía es imprescindible para el correcto funcionamiento de la misma y su desarrollo.

Por un lado, tener las cuentas al día permite prevenir errores que desembocarán en un gasto innecesario de tiempo al tener que rehacer el trabajo. De esta manera, también se evitan multas y sanciones, estando siempre preparados para una inspección.

Gracias a la información financiera obtenida, el control contable también permite a la empresa proyectar y planificar el futuro. Por eso es imprescindible que toda empresa, grande o pequeña, cuente con un sistema contable adecuado. En este artículo, detallamos cuáles son los factores más importantes para elegirlo.

 

● Sistema contable online

Es normal escuchar que las empresas deben pasarse al mundo digital, pero esto no implica solo contar con un sitio web o perfiles en las redes sociales. También, incluye llevar a un nuevo nivel la manera de gestionar el negocio.

Tener un sistema contable online facilita el acceso a todas las herramientas e información que necesita la empresa, desde cualquier dispositivo con acceso a internet. Al operar desde la nube, nos aseguramos que la información esté siempre actualizada y disponible para todos los

miembros de la compañía.

 

● Información segura

Es conveniente mantener la información de la empresa en internet para asegurarnos de no perder datos ante cualquier imprevisto. Además, es fundamental que la plataforma del sistema contable garantice su seguridad.

Las plataformas elegidas deben utilizar servidores confiables y ofrecer, por ejemplo, la posibilidad de descargar backups en máquinas particulares. Por otro lado, es imprescindible que cuenten con políticas y tecnologías de seguridad fiables para cuidar todos los datos de la empresa.

 

● Planes adecuados

Es fundamental elegir sistemas que ofrezcan diversos tipos de planes adaptados para sus clientes. El presupuesto disponible para invertir y las necesidades reales del negocio serán los factores decisivos a la hora de la elección.

Es preferible optar por sistemas que acompañen a las empresas en su crecimiento. Es decir, que ofrezcan un plan inicial para emprendedores y que tengan opciones para evolucionar a medida que crece el negocio.

 

● Interfaz simple e intuitiva

Muchas veces, los sistemas contables suelen ser complicados. En este marco, las empresas cometen el error de pensar que un programa complejo es más completo. De allí que, cuando no se comprende una interfaz, se termina desaprovechando su potencial. Es preferible elegir herramientas simples, intuitivas y rápidas que permitan a todos los usuarios aprenderlas rápidamente y sacarles el mayor provecho.

Además, se recomienda optar por soportes que no impliquen instalar softwares ni actualizaciones. Otra ventaja para aprovechar al máximo es que cuenten con aplicaciones para dispositivos móviles.

 

● Información y capacitaciones

Si bien es importante que el sistema contable elegido cuente con una interfaz simple, también es clave que nos ofrezca información y capacitaciones para entender todos los recursos y herramientas que provea.

No todos los usuarios tienen la misma velocidad de aprendizaje a la hora de utilizar nuevas herramientas. Con las capacitaciones, nos aseguramos sacar el mayor provecho a nuestra inversión sin perder ningún detalle.