La Delegación General López de Amsafe, realizó en su Sede de Venado Tuerto una jornada de capacitación para delegados. Esta fue la sexta capacitación que esa organización gremial dedica a la formación de delegados, desde la asunción de la nueva conducción encabezada por Javier Delgado.

La jornada, que había sido pensada para capacitar delegados; derivó en un intenso debate interno sobre algunos episodios del último conflicto gremial entre gobierno provincial y docentes.

Participó de la jornada el Delegado Seccional del departamento Caseros, Armando Yualé, de gran experiencia en la vida interna de la institución gremial y que ocupa un rol destacado dentro de esa organización en el distrito vecino. “Es un conocedor del tema y del estatuto, sobre todo”, explicó Delgado al inicio de la jornada.

La “esencia profundamente democrática” que “atraviesa desde sus orígenes al gremio docente en Santa Fe”, fue uno de los puntos centrales de las exposiciones. “Es de destacar la esencia profundamente democrática que tiene Amsafe. Nuestro gremio surgió de una tradición que jamás estuvo vinculada al estado. Amsafe nunca fue la rama sindical de ningún partido, y desde sus orígenes ha sido abiertamente democrática”, señaló Yualé.

 

Ratificando esa democracia profunda del gremio, espontáneamente y en medio de la capacitación, los delegados debatieron en torno a algunos de los episodios que tuvieron en el centro de la escena regional a los trabajadores de la educación pública a principio de año. “Algunos medios en el último tramo de nuestro plan de lucha, previo al último inicio de clases, decían ‘que no éramos democráticos’ porque no estaba la moción de ‘aceptar’ dentro de las opciones que evaluó la asamblea, en una de las instancias de debate entre aceptar la propuesta del gobierno provincial o continuar el plan de lucha”. Para Delgado aquella era una línea de razonamiento que había hecho correr el gobierno provincial entre los medios de la región “para deslegitimar nuestra coherencia y nuestro reclamo”. Sobre ese punto el Delegado de General López aclaró que “nuestro estatuto establece cómo funciona la asamblea como órgano democrático por antonomasia.  En la asamblea las mociones tienen que surgir de su propio seno. Tiene que haber alguien que mocione por determinada propuesta, y luego dos avales presentes que permitan que el compañero pueda mocionar”.

Tal circunstancia nunca sucedió en aquella asamblea. Pese a ello, distintos voceros del gobierno provincial en la región salieron a plantear que aquella era una muestra de falta de democracia interna “porque a los presentes no se les había dado la opción de aceptar”. Sobre ello Delgado señaló: “nosotros fuimos criticados porque no surgió la ‘moción de aceptar’, pero nadie la mocionó en la asamblea. Y si nadie la mociona en la asamblea la moción no está”.

 

Acabada la jornada los delegados reivindicaron el hecho de que “lo que sucedió hoy en esta jornada es la muestra más clara del nivel de participación, de apertura en la toma de decisiones, y de democracia interna. Hoy no vinimos a discutir entre nosotros circunstancias que surgieron en ese contexto de lucha gremial, sin embargo, sucedió y lo celebramos, porque sabemos que del intercambio con los compañeros fortalecemos el gremio”, concluyó Delgado.