0
0
0
s2sdefault

El contexto actual queda marcado por la crisis económica y sus múltiples consecuencias, que afectan el entramado social y pega con especial dureza sobre los sectores más humildes de la población. Uno de las áreas donde los efectos negativos se observan con crudeza es el de la salud.

Ramiro Huber es médico sanitarista oriundo de Firmat y una de las voces con mayor conocimiento sobre la problemática del Sector Salud. Actualmente es gerente del Círculo Médico del departamento General López, consultor en Sistemas de Salud y docente universitario, a lo que suma una larga trayectoria en la gestión pública. Huber realizó un análisis de la situación actual y destacó algunos de los ejes fundamentales para replantear un esquema de políticas públicas nacionales y provinciales orientado a recuperar y fortalecer el rol rector del gobierno nacional en Salud, y a desarrollar un modelo de salud provincial ejemplar.
En el marco del análisis de lo ocurrido a nivel nacional, Huber recuerda un diálogo entre Perón y Ramón Carrillo ocurrido en 1945: “mire Carrillo -le dice Perón-, me parece increíble que tengamos un Ministerio de Ganadería que se ocupa de cuidar a las vacas y no haya un organismo de igual jerarquía para cuidar la salud de la gente". Poco tiempo después, se creaba el Ministerio de Salud de la Nación y Ramón Carrillo asumía como ministro de esa cartera. Pasaron los años, y en el 2018, el presidente Macri firma el Decreto 801 por el que el ministerio de Salud de la Nación fue degradado al rango de Secretaría. Durante el corriente año, se firma el Decreto 532 en el que eleva la Secretaría de Ganadería al rango de Ministerio.
Además, Huber resalta que el presupuesto de salud de Nación se redujo en un 36% en el 2019 respecto del 2018 (según datos oficiales, actualizados por inflación). En el 2018 también hubo una subejecución presupuestaria de aproximadamente el 40%, lo que indica que Salud de Nación no solo se degradó de Ministerio a Secretaría, sino que también redujeron su presupuesto y gestionaron con ineficiencia los recursos disponibles.
Finalmente, Huber señala la importancia de contar con un Estado que disponga los recursos necesarios a través de políticas activas para que toda la población pueda gozar del mejor servicio de salud y que la atención llegue a cada uno de los rincones del territorio. La presencia del Estado es el eje fundamental que permite pensar una gestión pública eficiente y capaz de resolver los problemas que afectan a la vida cotidiana de las personas.
Sin decisión política, aclara Huber, no hay posibilidad de retomar una senda de crecimiento y desarrollo humano, bases indispensables para una salud de calidad al alcance de todos y todas como un derecho inalienable.