Milagro Sala, militante social y líder de la Organización Barrial Túpac Amaru, está presa desde hace un año por luchar por la dignidad de su pueblo.

 

Se la detuvo cuando la agrupación protestaba pacíficamente en un acampe encabezado por ella frente a la Casa de Gobierno de Jujuy, después de la asunción del Gobernador Gerardo Morales. Tras ello, fue condenada sin juicio previo por el gobernador en complicidad con los medios locales y nacionales.

 

En el derecho argentino rige el principio  de inocencia, que establece como regla la inocencia de la persona. Solamente a través de un juicio en el que se demuestre la culpabilidad el Estado podrá aplicar una pena. Las personas esperan el juicio EN LIBERTAD y en TODOS los casos la prisión preventiva es una excepción. Su detención,  además , representa una violación a las normas internacionales al no respetar los fueros parlamentarios que le corresponden por ser representante del Pueblo Argentino en el Parlasur.

 

Desde la Corriente Nacional de la Militancia Venado Tuerto repudiamos los 12 meses de privación ilegítima de la libertad de Milagro, reclamamos que se ponga fin a la criminalización de la protesta y exigimos que se respeten los derechos que todos los argentinos y las argentinas tenemos en democracia.

 

Hoy es ella, mañana podés ser vos.

Con Presos Políticos no hay Democracia.

 

LA CORRIENTE NACIONAL DE LA MILITANCIA  VENADO TUERTO